Análisis / El epílogo de una ANC que no quitó ni una coma a la Constitución – Panorama.com.ve

0 Shares
0
0
0

El historiador Juan Romero  sostiene que la ANC  “impuso un discurso” que sacó a la violencia de la calle. Jesús Castillo Molleda, politólogo, fue “usada como un instrumento político mas no jurídico”. 

Por: 
Priselen Martínez Haullier

Sin nueva Constitución culminarán, dentro de tres meses y medio, las funciones de la pleniponteciaria Asamblea Nacional Constituyente (ANC) que fue creada e  instalada por el chavismo para ejercer y contrarrestar en grueso modo las funciones de la Asamblea Nacional (AN) que, desde el 2015, está bajo el dominio de la oposición.

Hasta ahora, a su principal propuesta de modificaciones a la Constitución  ni una letra se le ha cambiado. Uno de sus principales autores, el abogado experto en la materia Hermann Escarrá,  ha mencionado la existencia de un borrador que debería ser sometido a consulta refrendaria en la población, pero  más allá de eso no ha ocurrido nada.

Fue el propio presidente Nicolás Maduro quien,  el pasado lunes 17-A, adelantó que sus funciones cesarán en diciembre,  por lo que, para algunos analistas, deja al descubierto que la desaparecerá al avizorar su triunfo seguro en las parlamentarias del 6 de diciembre.

De hecho, Maduro aseguró que de aquí a esa fecha “van a ordenar todo el trabajo legislativo y dejarán un trabajo adelantado al país”.

Sin embargo, hay quienes se preguntan: ¿qué ha hecho si en los últimos meses por la pandemia del covid-19 el trabajo de sus más de 30  comisiones quedó inactivo?.

En sus dos primeros años, la ANC  nombró al presidente del BCV y a tres de sus directores y apenas aprobó 12 leyes, emitió 63 decretos,  debatió 56 acuerdos, precisó el constituyente  Fernando Soto Rojas, en la sesión por su segundo aniversario en el 2019.

El 30 de julio de 2017 fueron electos sus 545 miembros y cuatro días después fue instalada en el Palacio Federal Legislativo en Caracas.

La  estrategia del Gobierno fue mantener en su línea de batalla a sus fichas más “duras” en la presidencia como Delcy Rodríguez y Diosdado Cabello. Asimismo, aprobó las designaciones en cargos claves de Tarek William Saab como fiscal general,  y de Elvis Amoroso en  la Contraloría General.

Todas esas competencias del Parlamento venezolano.

Pero, en contraste a lo dicho por el Jefe del Estado, el constituyente Néstor Francia reveló que esa Asamblea “no ha cumplido con su papel”.

“Esa Constituyente no ha cumplido con el papel que normalmente tiene una Asamblea Constituyente (…) lo que ha servido es para reforzar el poder y el control del Psuv, esa es la verdad y hasta le pido perdón a mis electores por haber sido parte de eso”, confesó Francia en una entrevista que  ofreció al periodista Vladimir Villegas, luego de conocerse la decisión de la Presidencia de la República que se convirtió en la comidilla de la opinión pública nacional e internacional.

En la actual AN se desvincularon del tema, ni les causó ruido el cese del órgano que fue creado para disminuir sus competencias.

El diputado por Un Nuevo Tiempo (UNT),  Elías Matta dijo,  al ser consultado por este medio, que “en este momento no hay ningún tipo de conversaciones desde que el Gobierno de manera unilateral nombró al nuevo CNE”.

En las redes sociales también se encendió el debate y se desprendió la lluvia de críticas tanto para el Gobierno como para la oposición.

Alfredo Ramos,  exalcalde de Iribarren y dirigente de la oposición en  Lara, afirmó que la determinación de Maduro de “desmontar” la ANC es “porque no la necesita”. “Tendrá pleno control de la AN que él escogerá el 6-D (…)”, comentó en su cuenta Twitter @AlfredoARamos.

Orlando Ramos, a través de la misma red social,  también opinó: “Maduro la tiene tan fácil con la oposición abstencionista que declara por adelanto que no necesitará más de la ANC. Sabe que con la AN regalada tendrá el país bajo su total  control como Chávez. Excelente trabajo de Ramos Allup, Borges, Leopoldo y Rosales, pero a favor del Psuv”.

Las protestas del 2017, según los analistas, fueron aplacadas con la convocatoria de la ANC.

Para el historiador y politólogo, Juan  Romero, la Constituyente fue “un apagafuegos institucional”. Sirvió para quitarle “el protagonismo a la agenda violenta que  tenía acorralado al Gobierno de Nicolás Maduro”.

“Dio un cambio de ritmo y le quitó la iniciativa  a la oposición. Pero también después de  su elección, la asfixia y radicalidad fueron un distractor de la ANC”.

Para Romero, la Asamblea  “impuso un discurso” que sacó a la violencia de la calle y llevó a la ciudadanía a  decidir sí debía irse a una Constituyente, sí era legítima o no, hasta que la oposición cayó.

Cree que la decisión es que “la ANC se retire para no poner a coincidir a los dos poderes, a pesar del carácter plenipotenciario, muy buena parte de sus miembros serán diputados como: Diosdado Cabello, Francisco Ameliach, entre otros, y todo el tema constitucional lo asumirá la AN para terminarle de dar una discusión sobre el nuevo cuerpo constitucional. Esta será la nueva jugada política”.

Jesús Castillo Molleda, también politólogo, coincide con Romero al señalar que la convocatoria de la Constituyente en 2017 buscó “desviar la atención” de los conflictos de calle que ya se habían iniciado el 31 de marzo “para llevar a la oposición terreno electoral nacional”.

Este hecho -sostiene- abrió un debate que obligó a “la oposición a inventarse una convocatoria de plebiscito el 16 de julio de ese año cometido que no alcanzaron”.

Para Castillo Molleda, “la ANC fue usada como un instrumento político más no jurídico. Escarrá tiene la reforma redactada solo espera está a la espera de qué hacer con ella y al tener la mayoría en la AN para el 2021, la ANC no tendría justificación de existir”.

El experto no descarta que “para terminar de cumplir con su trabajo  sea usada para presentar en referéndum el 6-D una reforma viable o con la finalidad de no ganarla y dejar la misma. Lo cierto es que la Constitución es violada tanto por el Gobierno como por la oposición”.

No obstante, esta propuesta, de incorporar una nueva consulta en las elecciones del 6 de diciembre, no está planteada en el seno de la mesa de diálogo nacional, confirmó a este medio una fuente de la “mesita”.

En sus tres años y 16 días de instalada, el 4 de agosto de 2017,  la ANC inició con 545 miembros. Para enero de 2018,  perdió al menos 40 miembros que actualmente ocupan cargos como alcaldes y gobernadores, y dos que han fallecido.

Aunque al principio tenía prevista una duración de funciones para dos años, el 21 de mayo de 2019 aprobó un decreto mediante el cual extendía su vigencia al menos hasta el 31 de diciembre de 2020.

Según el balance que presentó el constituyente Soto Rojas entre las leyes que aprobaron están: La Ley Contra el Odio, por la Convivencia Pacífica y la Tolerancia, por la que han sido juzgados unos venezolanos;  el decreto sobre la creación del Criptoactivo y la Criptomoneda Petro; la  Ley Constitucional de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap); la Ley del Plan de la Patria; la  Ley de Presupuesto para el Ejercicio Fiscal del año 2019; la Ley de Precios Acordados; la  Ley de Inversión Extranjera; el Decreto Constituyente de Diálogo Económico;  La Ley que crea la Unidad Tributaria Sancionatoria; la Ley que crea la Empresa Agrosur para insumos Agrícolas, la  Ley de Impuestos a los Grandes Patrimonios.  

Todas, absolutamente todas, competencias que tiene el Parlamento venezolano.

También te pueden interesar