Análisis de Battletoads, el regreso del clásico para Xbox One y PC – Hobby Consolas

0 Shares
0
0
0

El análisis de Battletoads para Xbox One y PC es todo un ejercicio de nostalgia. Nos reencontramos con los personajes clásicos de Rare, con un “lavado de cara” visual, de estilo animado, y la enorme variedad en el desarrollo que caracterizaba al original de 1991.

El “beat´em up” clásico, el género que algunos llaman “yo contra el barrio” atraviesa una segunda juventud. Pero se trata de un fenómeno extraño, porque no se debe tanto a la llegada de nuevas franquicias (que las hay, como Bud Spencer & Terence Hill Slaps and Beans) como del regreso de personajes clásicos. Hace unos meses hemos dado la bienvenida al excepcional Streets of Rage 4, y tampoco queda muy lejano el estupendo River City Girls (ambientado en el universo de Kunio Kun). Ahora le toca el turno a Battletoads, que se ha hecho de rogar, desde su anuncio en el E3 de 2018.

¿Quienes son las Battletoads? Por si sois demasiado jóvenes, os contaremos la historia de tres batracios (no les gusta que les llamen ranas) que parecen primos lejanos de las Tortugas Ninja. Las Battletoads fueron una idea de Rare, que se hizo un hueco en el corazoncito de los jugones gracias a un excepcional juego de NES de 1991… y que luego les llevaría a compartir combates con Double Dragon, nada menos. Como las tortugas, lucían músculo, tenían una actitud descarada y repartían “tollinas”, pero en lugar de montar en monopatín, tenían sus turbobikes

Llevábamos mucho tiempo esperando su regreso (aunque tuvieron apariciones estelares en el reciente Grounded, como luchadores descargables en Killer Instinct y como parte del recopilatorio Rare Replay), y ahora nos encontramos con este “reboot”, firmado por Dlala Studios, que apuesta por un estilo animado que sienta bastante bien a los personajes. 


Este mando con botones intercambiables y configurables se ha coronado como uno de los mejores, si no el mejor para Xbox One, tanto por prestaciones como por autonomía de batería.

A lo largo de 4 actos (que se pueden pasar en unas 7 horas) disfrutamos de una historia bastante trabajada, que alterna los niveles de juego con secuencias de dibujos animados con un estilo que recuerda a las producciones de Cartoon Network, desde El Laboratorio de Dexter a Teen Titans Go (aunque los chistes son mucho más adultos). Es un estilo que le sienta genial a los sapos, y que además está salpicado de minijuegos (como una versión de piedra papel o tijera) y juegos de coordinación, como unas curiosas olimpiadas o combates a cámara lenta. 

Vuela como una mariposa y reparte como una rana

Pero la columna vertebral del juego son las fases de acción. Y nada más arrancar, nos entran por los ojos; escenarios coloridos, un buen puñado de combos (con transformaciones, puños gigantes y efectos exagerados) y mucha variedad. Esto era uno de los pilares del juego de Rare y se ha cuidado en el juego de Xbox One y PC.

Las fases de avance lateral tienen una estupenda dirección artística, y resulta entretenidas y desafiantes. El juego está diseñado para el multijugador local, pero si lo intentamos en solitario, podemos alternar en el control de Pimple, Rash y Zitz en cualquier momento -siempre que no los hayan derrotado, lo que requiere un tiempo de espera-.

Además de avanzar y pelear, con unos enemigos muy numerosos y bastante durillos, estas fases proponen cambios en el esquema clásico, como el cambio entre dos niveles de profundidad o la necesidad de atrapar moscas con la lengua para recuperar energía, además de unos coleccionables bien escondidos. A veces incluso tenemos que hackear computadoras y manipular paneles eléctricos para asegurar nuestro avance y encontrarnos con los enemigos finales de turno, que son lo mejor de Battletoads

La variedad por bandera

Sin embargo, en honor al juego original, también nos encontramos fases a bordo de vehículos. Pero en este caso, no están a la altura. Los niveles de las turbomotos, avanzando hacia el fondo de la pantalla resultan bastante sosos y con unos controles frustrantes, y las fases de avance en 2D, con componente plataformero tampoco mejoran demasiado la experiencia; más bien se convierten en un trámite que estamos deseando pasar hasta volver al siguiente nivel de “beat´em up”.

Con todo, se agradece la variedad de desarrollos que nos encontramos, y algunas fases, como el “twin stick shooter” resultan más refrescantes (aunque técnicamente son bastante flojas). Dlala Studios se atreve incluso a meter nuevos personajes y darles sus propios niveles de puzles y plataformas, pero que tampoco “calan”.

En cuanto a la dificultad, que era una de las señas de identidad del juego original, nos encontramos con un reto considerable. Por suerte, los checkpoints son abundantes y no frustra demasiado, pero la saturación de enemigos, la velocidad a la que aparecen algunos obstáculos en las turbomotos… o tratar de afrontar en solitario la reparación de la nave, se ponen bastante cuesta arriba. Vamos a repetir las mismas secuencias una y otra vez, pero eso le da también un sabor “clásico”.


Esto es todo lo que sabemos a día de hoy sobre Xbox Series X, la conocida anteriormente como Project Scarlett.

Battletoads ha resultado ser un juego de acción “simpático” que explora en muchas direcciones. Algunos aspectos funcionan muy bien, como las animaciones a mano, las secuencias de historia con minijuegos y el sentido del humor, pero esto contrasta con otros aspectos que se quedan cortos (en particular los niveles de turbobikes o los gráficos de las fases tipo “twin stick shooter”). Tampoco entendemos cómo se ha renunciado al multijugador online en un juego que está en Game Pass desde el primer día -y que tiene niveles que se vuelven “imposibles” en solitario-.

Con todo, el juego de Dlala Studios demuestra su amor por el original, homenajea su variedad, dificultad y chascarrillos (hasta se permiten una broma con una futura entrega en 3D), y resulta divertido cuando lo compartimos con dos amigos en modo local. 

Valoración

Battletoads es un “beat´em up” muy variado, que resulta irregular; los niveles de acción horizontal están a un buen nivel, los desarrollos de plataformas 2D y minijuegos no tanto, y las fases de vehículos son muy flojas. Divertido en el multijugador local (no tiene online).

Lo mejor

Recuperar a estos personajes clásicos. El modo local para 3 jugadores. el sentido del humor y el estilo animado.

Lo peor

No tiene modo online. Los niveles de las turbobikes y plataformas 2D no están a la altura del “beat´em up”. 

También te pueden interesar

Las RTX 30 utilizarán este conector de 12 pines – MuyComputer

Seasonic ha confirmado lo que os adelantamos en su momento en esta noticia, que las RTX 30 van a utilizar un conector de alimentación adicional de 12 pines, y que, por fortuna, podremos acceder a un adaptador bastante simple que nos permitirá convertir dos conectores de 8 pines en uno de 12 pines. Como sabrán […]