Adidas y Florentino van al banco a por 130 kilos por el fichaje del siglo – Don Balón

0 Shares
0
0
0

En este sorprendente asunto que revela The Times hay dos cuestiones que encajan y una que no, y del resultado de enfrentarlas puede certificarse el fichaje del siglo para el Real Madrid en este mismo verano. Entre los flujos a favor de la operación, la primera la está facilitando la marca que viste al cuadro blanco, Adidas, que presiona a una estrella mundial para que firme por el conjunto merengue; la segunda tiene que ver con el estado de ánimo del futbolista, que también facilitaría su puesta de largo de blanco. Pero hay un asunto en contra enorme.

Concretamente más de 130 millones de euros. Esa es la cifra que se marca el mercado como punto de referencia y valor de unos de los mejores jugadores del mundo, desde hoy en la órbita del Real Madrid para esta ventana de fichajes: Raheem Sterling. El futbolista del Manchester City no está a disgusto en su actual club, pero sí aspira a cambiar de aires, más si es la firma alemana quien le insta a ello.

Y es que el millonario traspaso de patrocinio que supondrá para Sterling cambiar Nike por Adidas, ahora va a acompañado por la presión que ejerce la multinacional sobre el jugador y el club de Concha Espina para que unan sus caminos. Adidas solo ve ingresos por visualización, y en este sentido unir los caminos del genial extremo inglés, que será su punta de lanza en el fútbol, y el cuadro del Santiago Bernabéu, su gran franquicia, sería una excelente noticia comercial.

Ahora bien, que Sterling no se oponga a firmar por el Madrid e incluso que el cuadro de Chamartín acepte, no significa que los skyblue le deje ir gratis o fácilmente. Y ahí está la cuestión que se opone a este acuerdo bomba: el dinero. El Madrid está en graves problemas económicos y pese a que hay fuerzas que llaman al rearme, Florentino se opone a gastar una enorme cifra de millones por un futbolista esta época estival. Otra cosa, le dicen desde Adidas, es que introduzcan jugadores o una forma de pago a plazos menos sangrante, pero la oportunidad, servida en bandeja, es de oro.

También te pueden interesar