Noticias » Internacional » Trinidad cancela acuerdo de gas por sanciones estadounidenses contra Venezuela

Trinidad cancela acuerdo de gas por sanciones estadounidenses contra Venezuela

Trinidad y Tobago ha cancelado un acuerdo con Venezuela para el desarrollo conjunto de un campo de gas natural a ambos lados de su frontera marítima debido a las sanciones impuestas por Estados Unidos al gigante energético estatal venezolano Petróleos de Venezuela SA (PDVSA).

La nación insular caribeña es un importante exportador de gas natural licuado (GNL), pero su propia producción de gas natural en alta mar ha ido disminuyendo en los últimos años.

Más información:
Esto ha planteado la posibilidad de utilizar el gas de la vecina Venezuela, que tiene grandes reservas de gas en alta mar sin explotar, para alimentar las plantas de GNL en Trinidad.

El Primer Ministro de Trinidad y Tobago, Keith Rowley, dijo el lunes durante una conferencia sobre energía en Puerto España que los dos países desarrollarán ahora de forma independiente el yacimiento de gas natural de aguas poco profundas de Loran-Manatee, de 283.000 millones de metros cúbicos (10,04 billones de pies cúbicos).

El progreso en el desarrollo del yacimiento unificado de Loran-Manatee se ha visto obstaculizado por las sanciones impuestas por el gobierno de EE.UU., lo que impide a las empresas estadounidenses hacer negocios con la empresa petrolera venezolana PDVSA”, dijo Rowley.

Según el acuerdo firmado en 2013 entre ambos países, el 73,75 por ciento del campo conjunto pertenece a Venezuela y el resto a Trinidad y Tobago.

La empresa petrolera estadounidense Chevron Corp tiene una participación del 60 por ciento en el campo Loran, mientras que el resto es propiedad de PDVSA, mientras que Shell Trinidad y Tobago Ltd. tiene una participación del 100 por ciento en el campo Manatee.

PDVSA, el ministerio de petróleo venezolano, Chevron y Shell no respondieron inmediatamente a una solicitud de comentarios de la agencia de noticias Reuters.

El Departamento del Tesoro de EE.UU. impuso sanciones a PDVSA el año pasado en un intento de derrocar al presidente socialista de Venezuela, Nicolás Maduro. Ha supervisado un colapso económico y es acusado por los EE.UU. y otros de corrupción y violaciones de los derechos humanos.

La producción de PDVSA ha disminuido, pero las exportaciones han aumentado en los últimos meses y Maduro sigue en el poder.

Rowley dijo que la producción de gas del yacimiento de Manatí podría comenzar en 2024 o 2025 a tasas que oscilan entre 7 y 11 millones de metros cúbicos (270 a 400 millones de pies cúbicos estándar) por día.

Dijo que la decisión de desarrollar independientemente los yacimientos también tiene implicaciones para el desarrollo de otros yacimientos transfronterizos que se extienden a ambos países: el Mankin-Cocuina y el Kapok-Doradoh.

Se estima que éstos contienen 24.000 millones de metros cúbicos (850.000 millones de pies cúbicos) de gas dentro de la zona marítima de Trinidad y Tabago.

Aljazeera