Noticias » Venezuela » En medio de la desnutrición, las enfermedades de los cultivos representan una amenaza para el suministro de alimentos en Venezuela.

En medio de la desnutrición, las enfermedades de los cultivos representan una amenaza para el suministro de alimentos en Venezuela.

BEJUMA, Venezuela, 29 ene (Reuters) – El agricultor venezolano de cítricos Carlos Romero luchó durante años para encontrar los fertilizantes y pesticidas que necesitaba para mantener sus árboles frutales saludables en medio de la escasez crónica de productos, o no pudo pagarlos porque de hiperinflación

Para 2018, sus peores temores se habían hecho realidad: su granja de 135 acres (55 hectáreas) estaba infectada con una enfermedad de cultivo conocida como enverdecimiento de cítricos que dejó a sus 40,000 limoneros y naranjos produciendo frutas demasiado pequeñas y amargas tener cualquier valor de mercado.

“Están casi todos muertos”, dijo Romero, de 64 años, quien ha pasado 25 años en el negocio de los cítricos. “Algunos de ellos están medio vivos, pero morirán”.

Ya luchando con una creciente crisis de desnutrición, Venezuela también enfrenta un aumento de enfermedades en los cultivos que amenazan con debilitar aún más la seguridad alimentaria del país.

Desde cultivos de productos básicos como el café hasta alimentos básicos como el arroz y las papas, los agricultores enfrentan un riesgo creciente de fracaso de los cultivos por falta de insumos agrícolas básicos. Muchos agrónomos capaces de detectar enfermedades han emigrado.

La producción de papa de Venezuela en 2019 se redujo en casi un 30 por ciento respecto al año anterior, según cifras del sindicato de agrónomos, una disminución que coincidió con la mayor prevalencia de una plaga conocida como la polilla guatemalteca de papa.

La producción de arroz se redujo en casi un 50 por ciento el año pasado en medio de una mayor infección del “ácaro del arroz”, que deja los tallos de arroz vacíos de sus granos, según la asociación de la industria de productores de arroz de Venezuela.

Si bien las enfermedades de los cultivos siempre han sido un riesgo en el clima tropical de Venezuela, los agricultores durante décadas pudieron controlarlas de manera confiable fumigando mosquitos y hongos que transmiten enfermedades transmitidas por vectores como el enverdecimiento.

Durante muchos años, estos productos químicos no estuvieron disponibles debido a la escasez crónica de productos. La disponibilidad mejoró en el último año a medida que el gobierno relajó los controles de precios, pero aún son inaccesibles para la gran mayoría de los agricultores en medio de una inflación superior al 7,000% en 2019.

Un deterioro de la producción de alimentos en Venezuela empeoraría aún más panorama nutricional en el que al menos el 21 por ciento de los venezolanos tiene hambre o falta de alimentación, según las Naciones Unidas, con niños entre los más afectados.

Eso a su vez podría alimentar la crisis migratoria que ha empujado a casi 4.5 millones de venezolanos a países cercanos desde 2015, lo que equivale a más del 10% de la población.

El ministerio de información no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

El sector agrícola del país ha estado en declive desde que el fallecido líder socialista Hugo Chávez comenzó a expropiar tierras agrícolas a mediados de la década de 2000. A medida que la economía descendió en espiral bajo su sucesor, Nicolás Maduro, los cultivos se debilitaron y las plagas se volvieron más abundantes.

Los expertos ya han advertido sobre la amenaza de hongos en los cultivos que atacan a los plátanos, una fuente crucial de carbohidratos en la dieta cada vez más rica en almidón de Venezuela.

Los agricultores dicen que pierden cultivos sin saber con certeza qué plagas los infestaron debido al deterioro de los laboratorios estatales.

Los laboratorios sufren los mismos problemas que el resto del país: cortes de energía, falta de agua corriente y escasez de vehículos y combustible que impiden que los agrónomos entren al campo para investigar.

El productor de café Vicente Pérez, quien también es director del grupo de comercio agrícola Fedeagro, dice que todavía no hay confirmación de qué enfermedades están afectando a los cultivos de café, que se cree están plagadas por la roya de la hoja de café.

Aunque muchos agricultores esperan que un cambio en el gobierno conduzca a mejoras en la agricultura, Pérez dice que eso no será suficiente.

Incluso si “hay un cambio en el gobierno, recuperarse de todas estas plagas y todas estas otras cosas será muy difícil”, dijo Pérez.


Vivian Sequera y Mircely Guanipa;
Reporte adicional de Tibisay Romero;
Redacción de Brian Ellsworth;
Edición de Sandra Maler
Reuters