Noticias » Economía » Venezuela ha admitido finalmente el terrible estado de su economía

Venezuela ha admitido finalmente el terrible estado de su economía

Nicolas Maduro

Esta semana el Banco Central de Venezuela publicó inesperadamente datos (link en español) sobre el crecimiento económico y la inflación. Es la primera vez en años que se publican cifras oficiales sobre la economía. Las actualizaciones regulares se detuvieron en 2015, cuando el gobierno del presidente Nicolás Maduro sumió al país en una severa crisis económica.

El verano pasado, el FMI dijo que esperaba que la inflación en Venezuela se disparara en un millón de por ciento para finales de 2018. Las cifras del banco central no muestran una inflación de siete dígitos, pero sí admiten un período de hiperinflación destructiva. Según su cuenta, a finales del año pasado la tasa anual de inflación había alcanzado el 130.000% (paywall), por encima del 860% del año anterior y del 260% a finales de 2016. Para abril de 2019, el dato más reciente, la inflación anual se situó en el 282.973%.

El FMI pronostica que la inflación será de 10.000.000% a finales de este año. Por el contrario, el banco central muestra que la hiperinflación se está relajando un poco y dice que los aumentos mensuales de la tasa de inflación se encuentran ahora en torno al 30%, frente al 200% de principios de año. Bloomberg también reporta (paywall) una desaceleración, diciendo que ha sido mayormente diseñada por el régimen de Maduro, el cual ha forzado a los bancos a acumular efectivo en el banco central que la gente de otra manera usaría para comprar dólares americanos en el mercado negro.

En ausencia de datos oficiales de los últimos años, se han creado medidas privadas de inflación, algunas más serias que otras. Bloomberg intenta seguirla siguiendo el cambio de precio de un café con leche en la capital, Caracas. Los datos más recientes de Bloomberg (paywall) muestran que la tasa de inflación anual es del 99.900%.

Los datos del banco central también muestran descensos de dos dígitos en el PIB por cada trimestre desde finales de 2015. Según el banco, en el tercer trimestre de 2018 la economía se contrajo en un 23%.

El FMI, por su parte, pronostica que la economía se contraerá en un 25% este año. Es poco probable que un declive tan pronunciado se detenga, ya que millones de personas huyen del país. Desde marzo, Venezuela ha experimentado frecuentes cortes de energía. Y esta semana, las conversaciones en Noruega entre el gobierno de Maduro y la oposición terminaron sin resolución.