Noticias » Politica » Maduro acusado de “golpe” parlamentario después de reemplazar a Guaidó como presidente de la asamblea

Maduro acusado de “golpe” parlamentario después de reemplazar a Guaidó como presidente de la asamblea

Las tropas bloquearon la entrada del rival presidencial al edificio del parlamento en la capital de Venezuela, Caracas

La oposición de Venezuela acusó al presidente Nicolás Maduro de planear un “golpe” parlamentario ilegal después de un aparente intento de decapitar el desafío de su rival presidencial Juan Guaidó al reemplazarlo como jefe del parlamento controlado por la oposición del país.

Guaidó saltó a la fama internacional en enero pasado después de ser elegido presidente de la asamblea nacional de Venezuela y usó esa posición para declararse el legítimo líder interino del país.

El domingo, Guaidó había esperado ampliar su liderazgo del movimiento anti-Maduro al ser reelegido como presidente de la asamblea por otro año.

Pero hubo escenas de caos y confusión cuando las fuerzas de seguridad y las tropas antidisturbios bloquearon la entrada de legisladores y periodistas opositores al edificio del parlamento en la capital de Venezuela, Caracas.

Después de un largo enfrentamiento, Luis Parra, nominalmente un político opositor que muchos sospechan que ha sido cooptado por Maduro, se declaró el nuevo presidente de la asamblea con el apoyo de miembros pro-Maduro, mientras que muchos partidarios de Guaidó se quedaron afuera.

La medida provocó indignación entre los partidarios de Guaidó dentro y fuera de Venezuela. En una sesión improvisada en la sede de un periódico local, los legisladores pro-Guaidó lo reelegieron como presidente de la asamblea nacional, lo que significa que, como Venezuela , ahora tenía dos líderes rivales.

“Hoy, una vez más, hemos derrotado a la dictadura”, dijo Guaidó a sus seguidores . “Hemos derrotado rotundamente las intenciones de la dictadura”.

Estados Unidos criticó la medida del régimen de Maduro, diciendo que no reconocería lo que llamó una “farsa” desesperada y falsa que iba “completamente en contra de la voluntad del pueblo”, y agregó: “La democracia no puede ser intimidada”.

Un portavoz de la Unión Europea dijo que los eventos del día eran inaceptables y representaban “un nuevo paso en el deterioro de la crisis venezolana”. “Como consecuencia, la UE continúa reconociendo a Juan Guaidó como el presidente legítimo de la asamblea nacional”, agregó la UE.

El canciller del gobierno de extrema derecha de Brasil, Ernesto Araújo, acusó a Maduro de intentar evitar a la fuerza la reelección de Guaidó, tuiteando : “Brasil no reconocerá ningún resultado de esta violencia y esta afrenta a la democracia”.

Pero también hubo críticas del nuevo gobierno de izquierda de Argentina. “Prevenir por la fuerza el funcionamiento de la asamblea nacional significa condenarse al aislamiento internacional”, tuiteó su nuevo canciller, Felipe Solá.

La medida parecía diseñada para debilitar aún más a Guaidó, quien recientemente prometió que 2020 sería el “año de libertad” de Venezuela a pesar de la creciente impresión de que su campaña contra Maduro está fallando.

Más de 50 gobiernos, incluidos Estados Unidos, el Reino Unido y Brasil, reconocieron a Guaidó como presidente de Venezuela, en base a su liderazgo en la asamblea y las sospechas de que Maduro había robado las elecciones presidenciales de 2018 .

A pesar de que el apoyo, las protestas masivas en las calles , y al menos dos intentos para despertar levantamientos militares contra Maduro, Guaidó no ha logrado derribar heredera autoritario de Hugo Chávez, que aún cuenta con el apoyo de China y Rusia.

En una entrevista reciente con El País, Guaidó negó que su movimiento hubiera fallado y se comparó con un corredor que ingresó en “la última vuelta” de la búsqueda del cambio político.

En un discurso televisado el domingo por la tarde, Maduro reconoció el liderazgo de Parra y atacó a Guaidó como un “títere del imperialismo norteamericano”.

Pero Christopher Sabatini, miembro de alto rango para América Latina en el grupo de expertos Chatham House, dijo que el movimiento “brutal y forzado” de Maduro podría ser contraproducente al “volver a legitimar” a Guaidó como un “mártir democrático”.

Los partidarios internacionales de Guaidó seguirían siendo leales, incluso si no conservara su posición al frente de la asamblea nacional. “No lo abandonarán”, predijo Sabatini.