Noticias » Cultura » Este programa de enseñanza está ayudando a los refugiados venezolanos a volver a ponerse de pie

Este programa de enseñanza está ayudando a los refugiados venezolanos a volver a ponerse de pie

Ecuador se ha convertido en el hogar de cientos de miles de refugiados que huyen de la crisis en Venezuela.

Por qué a los ciudadanos globales les debería importar

Los refugiados y las personas desplazadas a menudo luchan contra la pobreza. La estabilidad económica, por su parte, es un factor clave que les permite asimilarse a un nuevo país. Puede unirse a nosotros y tomar medidas sobre este tema aquí.
Un programa ecuatoriano llamado Modelo de Graduación está dando a las personas desplazadas, incluidas las que huyen de la crisis en Venezuela, las herramientas que necesitan para prosperar en sus nuevos hogares.

El programa tiene como objetivo principal asegurar que los refugiados tengan un ingreso estable, lo cual es un “predictor crucial de [su] éxito”, según la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Esta desigualdad no puede continuar. Pida a las personas más ricas del mundo que ayuden a acabar con la pobreza extrema

Hay 2.208 multimillonarios en el mundo – y entre ellos, poseen un total de 9,1 billones de dólares.

Se estima que si cada multimillonario donara el 1% de su riqueza, se salvaría la vida de 6 millones de niños.

Los líderes mundiales han acordado poner fin a la pobreza extrema para el año 2030 – pero necesitamos más dinero para lograrlo.

Hay 2.208 multimillonarios en el mundo – y entre ellos, poseen un total de 9,1 billones de dólares.

Se estima que si cada multimillonario donara el 1% de su riqueza, se salvaría la vida de 6 millones de niños.

Los líderes mundiales han acordado poner fin a la pobreza extrema para el año 2030 – pero necesitamos más dinero para lograrlo.

Hay 2.208 multimillonarios en el mundo – y entre ellos, poseen un total de 9,1 billones de dólares.

Se estima que si cada multimillonario donara el 1% de su riqueza, se salvaría la vida de 6 millones de niños.

El Modelo de Graduación, que es dirigido por el socio del ACNUR, la Sociedad Hebrea de Ayuda al Inmigrante, enseña a los refugiados el espíritu empresarial, la gestión financiera y proporciona formación profesional. Los servicios adicionales incluyen ayuda psicológica, así como también capital inicial y mentores para ayudar a los refugiados a buscar nuevas oportunidades de trabajo.

Osmar y Valeria huyeron de Venezuela con su familia a Ecuador en 2017. Desde entonces han formado parte del Modelo de Graduación, un programa de ACNUR implementado por HIAS que busca la integración económica de familias refugiadas particularmente vulnerables.
Imagen: © Ilaria Rapido Ragozzino/ACNUR
Osmar y Valeria huyeron de Venezuela con su familia a Ecuador en 2017. Desde entonces han formado parte del Modelo de Graduación, un programa de ACNUR implementado por HIAS que busca la integración económica de familias refugiadas particularmente vulnerables.
Imagen: © Ilaria Rapido Ragozzino/ACNUR

Una historia de éxito que cuenta el ACNUR es la de Valeria, una refugiada venezolana que está haciendo carrera en la planificación de eventos. Otra es la de Deilys, una mujer de 36 años, madre de dos hijos, que huyó debido a la persecución política en 2017. En Ecuador, ella ha usado su capital inicial del Modelo de Graduación para comprar suministros de cocina y ahora vende postres vegetarianos en ferias callejeras, y espera ser dueña de su propia tienda algún día.

“Desde 2015, más de 3.150 familias refugiadas en Ecuador han pasado por el programa”, dijo el ACNUR.

Venezuela se encuentra en un estado de crisis humanitaria desde hace varios años, tras una grave crisis económica. La pobreza y el hambre están generalizadas, mientras que el acceso a la atención sanitaria, el saneamiento y la educación sigue siendo escaso.

El ACNUR ha calificado esta crisis de refugiados como “el éxodo más grande en la historia reciente de la región”. Más de 4,5 millones de refugiados han huido de Venezuela, alrededor del 16% de la población, según el Instituto Brookings.

UNHCR-Gratuation-Model-Refugees-003.jpgDeilys huyó de Venezuela con su familia y llegó a Ecuador en diciembre de 2017. Con el apoyo económico y los cursos impartidos por el Modelo de Graduación, Deilys creó una marca de postres vegetarianos, vendiéndolos en eventos que proporcionan un ingreso regular.
Imagen: © Jaime Giménez Sánchez de la Blanca/ACNUR

Deilys fled Venezuela with her family and arrived in Ecuador on December, 2017. With the economic support and courses given by the Graduation Model, Deilys created a brand of vegan desserts, selling them at events providing a regular income.
Image: © Jaime Giménez Sánchez de la Blanca/UNHCR
Deilys fled Venezuela with her family and arrived in Ecuador on December, 2017. With the economic support and courses given by the Graduation Model, Deilys created a brand of vegan desserts, selling them at events providing a regular income.
Image: © Jaime Giménez Sánchez de la Blanca/UNHCR

Estas cifras son similares a la crisis de los refugiados de Siria, pero la crisis de los refugiados venezolanos no ha recibido muchos fondos de la comunidad mundial. El Instituto Brookings dice que se han gastado 125 dólares per cápita en los refugiados venezolanos, frente a los 1.500 dólares per cápita que se han gastado en los refugiados sirios.

Ecuador ha acogido a 385.000 de estos refugiados venezolanos, según el ACNUR. Colombia y Perú también han acogido a un gran número de refugiados de Venezuela.