Esta es la mejor hora del día para hacer ejercicio y perder peso más rápido

La primavera es una estación en la que las dietas milagro y los planes de ejercicio acaparan todas las conversaciones. El verano está a la vuelta de la esquina, y son muchas las personas que desean ponerse en forma para lucir una buena forma física en las playas y piscinas. Si eres una de ellas, necesitarás actuar con diligencia, responsabilidad y cabeza. Más allá de la fuerza de voluntad, también hay una serie de trucos que debes conocer para que tu plan de puesta a punto tenga éxito.

Uno de los factores que más incide en los resultados es la hora a la que sales a entrenar. Seguramente la idea de ponerte el chándal y las zapatillas a primera hora de la mañana te dé mucha pereza y prefieras hacerlo a última hora de la tarde. Si es así, estás de enhorabuena, ya que una reciente investigación ha concluido que el ejercicio nocturno es mucho más efectivo que el matutino o el vespertino.

Es esencial comprender los ritmos circadianos, ya que afectan a cada una de nuestras actividades diarias

El estudio, realizado por el Instituto Weizmann de Ciencia de Israel, se basó en una revisión de otras dos investigaciones previas relacionadas con los ritmos circadianos y la actividad física. Todo para confirmar que el ejercicio físico es mucho más productivo por la noche. «Es bien sabido que casi todos los aspectos de nuestra fisiología y metabolismo están dictados por nuestro reloj corporal», asegura Gad Asher, autor principal del estudio.

«No solo afecta a los humanos, sino a todos los organismos vivos sensibles a la luz», explica el científico a ‘The New York Post’. «El objetivo era encontrar la conexión entre las horas del día y el nivel de rendimiento físico». Al principio, se realizaron experimentos en ratones, sometiéndoles a sesiones de ejercicio a diferentes horas. Como son animales nocturnos, hubo que extrapolar los resultados al horario de los humanos.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Tiempo después, los científicos hallaron que el rendimiento general llegó a sus cotas más altas en «la noche del ratón», en comparación con lo que para ellos sería su horario de mañana. También descubrieron que su organismo liberaba un metabolito llamado ZMP, cuyos niveles se disparan a última hora de la tarde. En realidad, es un compuesto químico que se usa en el dopaje de atletas. Los científicos concluyeron que el aumento de la producción de esta sustancia es la causa de por qué los organismos tienen mejor rendimiento físico en horas nocturnas.

«Los ritmos circadianos rigen y afectan cada una de nuestras actividades diarias», asegura Paolo Sasson-Corsi, investigador de la Universidad de California, en ‘The Sun’. «Investigaciones previas realizadas en nuestro laboratorio sugieren que al menos un 50% de nuestro metabolismo es circadiano, y que el 50% de los metabolitos que dan vueltas por nuestro cuerpo varían su volumen según la hora del día que sea, por lo que era bastante lógico que esto también afectara al ejercicio», añade.

Por lo tanto, puedes estar tranquilo: si te sientes demasiado perezoso nada más salir de la cama y te has propuesto ser fiel a tu rutina de ejercicio, lo mejor es que lo dejes para la noche. Como en cualquier otro asunto relacionado con el cuerpo humano y la fisiología, cada caso es un mundo, así que si por cualquier circunstancia te es imposible hacerlo por la noche, no te agobies: lo importante es mantenerse activo y llevar una dieta sana y equilibrada si tu objetivo es sentirte bien y adelgazar.

«Lo más importante es encontrar el momento del día en el que creas que funcionas mejor», asegura Melissa Weldon, entrenadora personal, en ‘The New York Post’. «A fin de cuentas, tienes que dar con la rutina a la que mejor te adaptes y llevar a cabo un ejercicio regular y comprometido». Lo esencial es conocerse a uno mismo y saber cómo actúa el cuerpo en momentos de desgaste físico. Pero eso sí, seguro que si encuentras un rato por la noche perderás peso mucho más rápido.