El golpe al bolsillo de un día de playa esta Semana Santa en Venezuela

Foto referencial / AVN

Es costumbre para la familia venezolana viajar a las diferentes playas del territorio nacional durante la temporada de Semana Santa, para ello, los temporadistas deben contar con más de nueve salarios mínimos para el disfrute de su estadía, publicó Unión Radio.

Al menos en el estado Vargas, alquilar un toldo cuesta 10 mil bolívares, dos empanadas y un jugo cuestan siete mil bolívares, almorzar un pescado frito con tostones se necesitan 35 mil bolívares.

Carmen Ramírez, turista, comentó que prefiere preparar comida en su vivienda para gastar “únicamente lo necesario”.

“Traemos pan, arepas y empanadas. Yo nunca traía cosas de mi casa, ahora no, ahora se ve obligado de traerlo todo”, lamentó.

Siga leyendo aquí