Tortitas, bizcochos, galletas… 3 versiones súper sanas de esas comidas que te encantan pero que no…

Desayunar tortitas, comerte un trocito de bizcocho con el café, mojar galletas en la leche o merendar un gofre son pequeños placeres que todos deberíamos poder disfrutar sin remordimientos. Pero estos manjares suelen suponer tal bomba calórica para nuestro cuerpo que mientras los comemos ya estamos pensando qué ejercicios tendremos que hacer en el gimnasio para compensar.

Pero, ¿y si te dijésemos que te puedes dar un gustazo de vez en cuando sin problema? ¿Qué se pueden hacer bizcochos, tortitas y galletas más saludables pero igual de DELICIOSOS? Parece un sueño pero no; se puede y sabemos cómo se hacen.

¿Bizcochos saludables? ¿CÓMO?

Parece demasiado bueno para ser cierto, por eso la primera pregunta que se nos viene a la cabeza es ¿cómo se puede conseguir que un bizcocho o unas tortitas sean saludables sin brujería de por medio? “Lo esencial es fijarse en los ingredientes que lleva cada preparación e intentar sustituir los que son menos sanos por opciones más saludables”, nos explican Marta y Jorge, expertos en fitness y en comida saludable de 2beFit. “Muchas galletas o bizcochos industriales llevan aceite de palma, harinas refinadas, azúcares añadidos, etcétera. Si lo preparamos en casa, podemos optar por harinas integrales, endulzantes naturales como dátiles o grasas saludables como el aceite de oliva virgen extra.”


“Podemos eliminar el azúcar totalmente, añadiendo alguna fruta madura, como el plátano”, nos cuenta Marta Martínez, creadora de Mi Dieta Vegana. “Y lo mismo para los toppings: fruta fresca, cacao puro, mantequilla de cacahuete o frutos secos son buenísimas opciones.”

Pero, ¿de verdad son saludables?

Vale, utilizando ingredientes más naturales serán más sanas. Pero, ¿se puede decir que sean sanas de verdad? “Son mejores porque llevan ingredientes naturales, sin añadidos, ni conservantes”, cuentan Marta y Jorge, “y se pueden hacer dulces con 3 o incluso 4 ingredientes de forma ultra sencilla sin perjudicar nuestra salud.”

“Si nos olvidamos de las harinas refinadas y el azúcar, no son una mala opción”, nos cuenta Marta Martínez. “Unas tortitas de avena y plátano son muy sanas y fáciles. Especialmente si nos comemos una ración.”

Muchos más nutrientes

“Las elaboraciones que haremos en casa nos aportarán nutrientes mucho más ricos que los preparados industriales”, afirman Marta y Jorge. “Por ejemplo, para qué añadir cantidades innecesarias de azúcar cuando un plátano ya endulza un bizcocho y éste nos aportará más nutrientes y vitaminas que el azúcar.”

“Lo mismo ocurre con un buen brownie de aguacate, que nos aportará grasas saludables como el omega 3, ácido fólico, fibra, vitaminas D, E y K, entre otros. ¡Así que merece la pena echar un vistazo a los ingredientes de lo que comemos para intentar nutrirnos de la mejor forma posible!”


Cookies de avena

Esta receta que nos proponen desde 2beFit es IDEAL si te encantan las galletas para desayunar o merendar, e incluso para quitarte el gusanillo de algo dulce entre horas.

Ingredientes:

– 3 cucharadas operas de aceite de coco.

– 50 ml de leche o bebida vegetal que más te guste.

– 125 g de copos de avena.

– 40 g de harina de avena.

– 1 chorrito al gusto de sirope de agave.

– 2-3 onzas de chocolate de 85% de cacao.

Elaboración:

– Derretir el aceite de coco en el micro y mezclarlo con la avena, la harina, el sirope de agave y la leche/bebida vegetal.

– Trocear el chocolate e incorporar a la masa.

– Tiene que quedarte una masa blanda, manejable y no pegajosa. Cuando la tengas lista, usa una cuchara para tomar siempre la misma medida de la masa.

– Sobre un papel vegetal, coloca unas bolitas y aplástalas un poco con la mano para darle forma a las galletas.


– Cuando las tengas, mételas al horno durante unos 10-12 min a 180º hasta que se doren un poquito.

– Sácalas, déjalas enfriar y… mmmmmhhhhhhh…

Bizcocho sin plátano ni gluten vegano  

Parece un sueño pero es la realidad y, como nos cuenta Marta de Mi Dieta Vegana, si tienes una amiga celíaca y se lo preparas, seguro que te conviertes en su persona favorita. Con el preparado queda delicioso “y puesto que está todo envasado y preparado, se evita la contaminación cruzada (eso sí, hay que cocinar con todo recién limpio).”

Ingredientes:

– Un paquete de preparado de 200 gramos.

– Yo utilizo uno para bizcocho o magdalenas de BauckHof, una marca alemana de primera.

– Un plátano mediano/grande muy maduro 80 gramos de aceite muy suave (no os recomiendo en ningún caso oliva virgen).

– Dos cucharadas de agua tibia

Elaboración:

– Aplastamos el plátano pelado y le añadimos el aceite y el agua. Lo mezclamos bien hasta que quede un líquido pastoso de textura homogénea.


– Incorporamos el preparado y mezclamos bien, con unas barillas, hasta que quede sin grumos.

– A partir de aquí seguimos las indicaciones: ponemos el horno a la temperatura indicada durante 40 minutos. En mi caso tuvo que estar una hora. A partir de los 30 minutos, le puse papel de aluminio para que no se quemase, ya que estaba muy dorado.

Tortitas de avena

Según Jorge y Marta, son una merienda estupenda. “Nosotros le hemos puesto por encima yogurt de coco cremoso 0% y unas fresas congeladas.”

Ingredientes:

– 1 taza de copos de avena.

– 1 taza de leche/bebida vegetal.

– 1 huevo 2 cucharadas de aceite de coco.

– 2 cucharaditas de levadura.

– 1 pizca de sal.

Elaboración:

– Mezclar los ingredientes secos y luego los húmedos.

– Batir bien hasta obtener una masa homogénea.

– En una sartén, derretimos un poco de aceite de coco y vertemos un poco de nuestra masa. Cuando la tortita esté hecha por un lado, le damos la vuelta, dejamos que se haga por el otro lado y listo 😉

Deja un comentario