Sin semana santa, precios del pescado se elevan más allá de dos salarios mínimos

Entre las tradiciones con arraigo en la población venezolana se encuentra la de consumir pescado especialmente en Semana Santa pero en las playas venezolanas esa tendencia se extiende a los doce meses del año.

Redacción Noticias Venezuela

Por ese motivo sería lógico pensar que el incremento en los costos del kilo de pescado dependa de cada temporada de pesca ya que a mayor cantidad de producto los precios deberían abaratarse.

Sin embargo, Venezuela vive una realidad muy diferente a lo que fue tradición hasta hace unos cuatro años atrás. A esta altura de la historia, los precios oscilan más allá de varios salarios mínimos y eso dependiendo del tipo de pescado que se pretenda adquirir.

Actualmente, dependiendo también donde se compre, el precio de las sardinas se puede conseguir a partir de los 2.000 bolivares por kilo, si se desea comprar pescado salado el precio ya cambia a bs. 15.000 mientras que el lomo de atún rojo se cotiza a un promedio de 38.000 bolívares (más de dos salarios mínimos) según ha reseñado Unión Radio.

Ello resulta en una combinación que priva al ciudadano promedio de adquirir este producto ya que aparte del pescado, cada quien tratará también de comprar los otros elementos de la dieta básica y será difícil con lo ajustado de los salarios actuales.

En este proceso también resultan afectados los vendedores quienes, al desplomarse sus ventas, tendrán muy poco margen para canalizar cualquier pérdida que deban afrontar, ello, tomando en cuenta que la refrigeración es muy importante y los apagones están “a la orden del día”.

El comerciante Francisco Ribeiro no vislumbra perspectivas positivas  esta temporada.“No se vende como antes; en otros años tenía para vender entre 300 o 400 kilos, pero ahora si acaso 100 o 150 kilos”, dijo.

Deja un comentario