Actos de Semana Santa en San Cristóbal podrán celebrarse gracias a donación de hostias

Para  esta época emblemática en el mundo que profesa el catolicismo o el cristianismo, los ritos que se realizan para conmemorar el recordatorio de los hechos que “partieron en dos” la historia para el mundo occidental cobran especial importancia, sin embargo, esos ritos conllevan insumos que actualmente no se producen o no en suficiente cantidad para que los sacerdotes en Venezuela puedan cumplirlos a cabalidad.

Redacción Noticias Venezuela

Es por ello que los integrantes de la Iglesia Católica de Venezuela han debido a apelar a la solidaridad de la Diócesis de Cúcuta a fin de que les suministren los insumos necesarios y poder contar con ellos durante la celebración de los actos litúrgicos programados para esta semana denominada por la Iglesia como “Santa”.

Cabe destacar que entre los insumos que fueron enviados se encuentran un millón de hostias, las cuales consisten en una suerte de hojuela circular de unos tres centímetros de diámetro y muy delgadas.

Las mismas son elaboradas con harina, un producto que se encuentra entre los más escasos y costosos de la golpeada economía venezolana.

Según explicación de Mario Moronta, un obispo al frente de la jurisdicción religiosa de San Cristóbal, la diócesis de Cúcuta ha enviado la mencionada cantidad de los insumos indicados. Esta ayuda es una repetición de lo ocurrido el año anterior y que tuvo que hacerse por las mismas razones de ahora.

Se pudo conocer que la donación llegó el pasado 13 de abril y con las hostias también se recibieron unos 50 litros de vino para consagrar. Estos insumos fueron distribuidos para un total de 90 iglesias que dependen de la diócesis de San Cristóbal.

Moronta agregó que La “Diócesis de Cúcuta y otras diócesis colombianas envían ayudas, desde insumos médicos que tenemos que conseguir para personas”.

Los religiosos tuvieron que apelar a los oficios de las autoridades venezolanas para poder recibir la mencionada donación ya que el cierre de frontera se mantiene desde el pasado mes de febrero, en ocasión de que se intentara pasar cargamentos de ayuda humanitaria que había sido colectada en el exterior hacia Venezuela

El obispo no dio detalles del trámite ante las autoridades.

Agregó que “Ojalá quienes tienen que tomar la decisión de abrir la frontera lo hagan, primero porque es un derecho humano (…). Si la frontera estuviera abierta, más ayuda pudiera entrar”, agregó.

El régimen de Nicolás Maduro sostiene que las fallas en alimentos y medicinas en el país se deben a una “guerra económica” desde el exterior, sin embargo, las importaciones de elementos de lujo y plantas eléctricas para uso exclusivo de personeros “rojos” siguen llegando sin problema alguno.

Con información de Reuters.

Deja un comentario