Tribunal dictó privativa de libertad a trabajador de Corpoelec por sabotaje eléctrico

trabajador Corpoelec
Geovanny Zambrano

Tribunal dictó privativa de libertad contra el trabajador de Corpoelec en Puerto Ordaz Geovanny Zambrano, detenido por segunda ocasión el martes 12 de marzo, por funcionarios del Servicio de Inteligencia (Sebin).

En audiencia de presentación realizada la tarde de este lunes, fue imputado por los delitos de asociación para delinquir, fuga de información y sospecha de sabotaje.

Zambrano fue privado ilegalmente de su libertad el lunes 11 de marzo, cuando en horas de la tarde fue llevado por funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) para un interrogatorio que se extendió hasta las 3:00 a.m., cuando fue liberado. Allí fue cuestionado por Damaris Cervantes, trabajadora de la estatal eléctrica que denunció el mal manejo en las centrales hidroeléctricas y advirtió su colapso.

Zambrano acompañaba a Cervantes en esas declaraciones que ofreció el 18 de febrero. Días después le fue impuesta una jubilación adelantada.

El martes 12 de marzo, a las 4:00 p.m., Zambrano fue arrestado por el Sebin. En principio, su familia denunció desconocer su paradero, hasta que fue confirmado que se encontraba en dicha institución.

Desde la semana pasada, la Dgcim ha estado realizando privaciones ilegítimas de libertad bajo un procedimiento de investigación -según alegaron los funcionarios-, en el cual han incumplido con el debido proceso. Una constante ha sido el hecho que familiares pasaron horas sin conocer el paradero de su allegado.

El jueves 14 de marzo ocurrió con Asención María Caraballo, jubilada de la antigua Edelca. Por 27 años trabajó en el departamento de Telemática como técnico en informática. Se jubiló el año pasado. Fue sacada de su vivienda en horas de la mañana y liberada pasada las 10:00 p.m. después de ser interrogada por las fallas eléctricas. Funcionarios de la Dgcim se llevaron laptop, CPU y teléfono celular.

El mismo procedimiento fue aplicado el sábado con Marlyn Acosta, trabajadora activa de departamento de Telemática. Citada dos veces para una reunión que no se dio, y el sábado sometida a un interrogatorio, desde la mañana hasta la noche, cuando pudo regresar a su casa. En ninguno de los casos fue presentada orden judicial.

Estas privaciones arbitrarias han coincidido con la presencia de Delcy Rodríguez en Ciudad Guayana, desde el pasado viernes 8 de marzo, a raíz del apagón que afectó a toda Venezuela.

Por otra parte, está el caso del ingeniero Ángel Javier Sequea, privado de libertad el 1 de marzo luego de ser acusado de hurto de material estratégico. Días después fue asesinado. La versión oficial -según su acta de defunción y que ofreció Douglas Rico- es que murió en los calabozos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), donde estaba recluido, durante un motín.

Lea también:

El régimen se excusa en el bloqueo y la conspiración para justificar su fracaso aseguró director de ONG _- https://t.co/CcH9s9tbDV

— CaraotaDigital (@CaraotaDigital) 19 de marzo de 2019

+ Información

Seguir leyendo en el medio que originalmente publicó esta noticia