Confirmados al menos dos fallecidos y más de 20 heridos por arremetida de la GN en Santa Elena de Uairén

Foto: Jhoalys Siverio

Hasta las 5:30 p.m. de este sábado 23 de febrero, personal del hospital de Santa Elena de Uairén, al sur de Bolívar, confirmó la muerte de dos personas por arma de fuego. Los asesinatos -denunció- la población- fueron ocasionados por funcionarios de la Guardia Nacional durante represiones registradas en el sector ‘Las cuatro esquinas’ y el punto de control Escamoto, a la altura del Fuerte Roraima.

El primer fallecido fue identificado como José Hernández (26 años), quien recibió un impacto de bala en la cabeza. El occiso estaba en el sector ‘Las cuatro esquinas’, cuando la GN dispersó a manifestantes que apoyaban el ingreso de la ayuda humanitaria.

El segundo fallecido no había sido identificado por falta de documentación. La víctima recibió un disparo en el pecho. Asimismo, contabilizaron 21 heridos. De ellos, uno por perdigón y el resto por arma de fuego.

El alcalde de Gran Sabana, Emilio González, había convocado a una concentración en Parque Ferial, la cual no se pudo realizar por el disturbio en las inmediaciones de la alcaldía.

En Escamoto, a la altura del Fuerte Roraima, una multitud de habitantes exigió la apertura de la vía para que pudiese ingresar la ayuda humanitaria a Santa Elena de Uairén. Allí se generó un enfrentamiento con molotov, luego que tanquetas lanzaran lacrimógenas contra los manifestantes e, incluso, arremetieron contra una camioneta. Denunciaron que fueron emboscados por militares que se fueron a los alrededores, desde donde dispararon.

“Necesitamos la ayuda humanitaria, estamos colapsados. No pueden atender a los heridos porque no hay insumos (…) lo que estamos llevando es plomo. Queremos ayuda internacional”, declaró Alexander Navarro, quien acudió desde Ciudad Bolívar para apoyar el ingreso de la ayuda humanitaria.

Lea también:Guaidó alertó: barco puertorriqueño con ayuda humanitaria recibió amenaza de fuego de la Armada

“Cómo es posible que estén matando a nuestra gente. Desde ayer (viernes) nos están echando plomo”, denunció Zuleiny Fernández, habitante de Santa Elena de Uairén.

En horas de la tarde continuó tensa la situación en el pueblo. Las protestas con barricadas activó nuevamente la represión de la GN, así como grupos paramilitares.

La ayuda humanitaria solo logró ingresar a hasta el punto conocido como ‘las banderas”, faltando por pasar aduana y llegar hasta el Fuerte Roraima, trancado desde el viernes. Entre los manifestantes no solo habían indígenas y ciudadanos de Santa Elena de Uairén, también se sumaron habitantes de otras partes del país para apoyar y exigir el ingreso de la ayuda humanitaria.

Al final de la tarde de este sábado, trascendió que el alcalde Emilio González estaba en resguardo, presuntamente en territorio brasileño, así como capitanes y caciques indígenas.

+ Información

Seguir leyendo en el medio que originalmente publicó esta noticia