El deporte que es mejor para adelgazar y para tu salud, según tu edad

Hacer deporte debería ser una máxima en nuestras vidas. Liberamos endorfinas, repercute en nuestra salud (para bien) y, además, con una dieta equilibrada podemos perder esos kilitos que nos sobran. Pero, claro, no es lo mismo practicar un deporte de gran intensidad cuando tenemos 16 años que cuando vamos a cumplir los 70, como es lógico.

Aunque parezca una tontería, realizar un ejercicio de impacto cuando ya ‘no estamos para esos trotes” puede no solo resentir nuestra salud física, sino también la mental, al cerciorarnos de nuestro deterioro. Es por ello que la BBC ha decidido ennumerar una lista de deportes que puedes practicar en función de la edad que tengas. A los 14 o a los 65 años, siempre es buen momento para hacer ejercicio.

Los niños

¿Recuerdas ese enigma de la esfinge que preguntaba qué animal tenía cuatro paras por la mañana, dos por la tarde y tres al anochecer? Pues, como todo lo que se precie, empezaremos por el principio, hablando de esos animales con cuatro patas que ya van a tener dos. O, dicho de otra manera, los niños. ¿Qué ejercicio se puede realizar en la infancia?

Es fundamental que los niños practiquen ejercicio para no tener problemas de obesidad. Además, les ayuda a la formación de unos músculos fuertes, estimula la confianza en ellos mismos y ayuda a tener patrones de sueños regulares. Desde la natación a los deportes con pelota o la lucha (judo, kárate, etc.), cualquier actividad es buena.

La temida adolescencia

El periodo más difícil al que se enfrentan los seres humanos en constante cambio trae un pequeño problema: suele perderse el interés por el deporte, especialmente en las chicas. Así lo explica la profesora de fisioterapia Julie Broderick. Incentivarlos es la clave, pues servirá para mantener un buen estado físico y además ayuda a controlar el estrés y la ansiedad.

Explica Broderick que lo ideal en esta época es que los chavales se unan a algún equipo, pues esto los mantendrá motivados y fomentará su idea de pertenencia a un grupo, lo cual es muy importante durante esta etapa. El atletismo o la natación podrían ser claves.

A partir de los 20

Es el momento en el que podemos alcanzar nuestro nivel físico más óptimo, según apuntan los especialistas. Intenta obtener el mayor rendimiento a tu capacidad física. Puedes probar distintos tipos de deporte: rugby, remo o pesas en el gimnasio. Los tiempos de reacción y recuperación alcanzan su punto álgido a esta edad y tu cuerpo bombea oxígeno a tus músculos más rápido que nunca. Si estás en esa edad, ¡suerte!

Los treintañeros

Llega una época difícil, en la cual las cargas familiares, un trabajo sedentario u otras obligaciones pueden hacernos perder la práctica del ejercicio, es por ello que debemos ser inteligentes. Mantener la fuerza y la salud cardiovascular es muy importante.

Los adolescentes suelen perder el interés por el deporte, pero a los 20 años podemos alcanzar nuestra mejor forma física

Los expertos recomiendan echar mano de entrenamientos cortos pero de alta intensidad haciendo ‘sprints’ o bicicleta. Las mujeres, sobre todo después de tener hijos, deben centrarse en fortalecer el suelo pélvico.

Los 40 y 50

Uy, no pienses que vamos cuesta abajo y sin frenos. Es cierto que a esta edad es donde la mayoría de nosotros empezamos a ganar peso. Y, según los expertos, los entrenamientos de resistencia (aquellos que utilizan la fuerza) son los mejores para ganar la batalla a la báscula.

¿Y cuando cumplimos 50? El declive físico se acentúa en esta década: pueden empezar a aparecer dolores, molestias y manifestarse enfermedades crónicas como las relacionadas con el corazón o la diabetes tipo 2. El consejo es incluir en tu actividad física semanal dos sesiones de trabajo de resistencia para mantener tu masa muscular, realizar ejercicio cardiovascular como caminar y hacer algo completamente distinto, como el yoga, para trabajar en tu equilibrio.

Los 60

¿Te gustan los bailes de salón? A partir de los 60, hay más riesgos de padecer enfermedades crónicas, por lo que continuar haciendo ejercicio debe ser una máxima. Los ejercicios deben ser más tranquilos, como estos bailes o el aquaerobic, que es una opción ideal puesto que el impacto es mínimo y trabajas tus músculos en el agua. No te olvides de caminar, por supuesto.

A partir de los 70

Y más allá, como diría Buzz Lightyear. Llegados a este punto, el objetivo es mantenerse ligeramente activo y prevenir la fragilidad y las caídas. Además, la actividad física ayuda también a nivel cognitivo. Camina mucho y habla con tu médico, porque quizá puedas incluir ejercicios de fuerza. Lo importante es mantener un nivel de ejercicio equilibrado durante toda tu vida.