¡DESGARRADOR! La carta que dejó la mujer que saltó de un puente con su hijo en Colombia

Noticias Venezuela / Feb 11, 2019 @ 3:00 pm

¡DESGARRADOR! La carta que dejó la mujer que saltó de un puente con su hijo en Colombia

Este miércoles, Jessy Paola Moreno Cruz, de 32 años de edad, se lanzó de un puente en Colombia junto a su hijo May de 10 años. El pequeño, minutos antes de morir, le suplicaba a su mamá que no saltara. “Mami, no te tires”, fueron sus últimas palabras.

Keysarith Carruyo / El Cooperante

Luego del trágico suceso, el mundo entero se preguntó ¿por qué lo hizo? y, ahora, salió a la luz una carta donde la mujer explica el motivo de su suicidio y porqué llevó a su hijo al vacío.

A continuación la carta íntegra:

“No tengo esperanza, he sido vencida y humillada, el hombre que dijo amarme me dejo sola, sola.

Me dejaron sin nada, todo lo que trabaje, todo lo que viví, todo lo que ame, todo lo que dí, se me arrebató en un instante, mi error fue confiar en las personas equivocadas.

¡Qué equivocada estaba cuando pensé que esa era mi solución! Qué equivocada estaba en ese momento que recibí “ayuda”, pensé que las cosas mejorarían, que equivocada estaba cuando decidí darle una oportunidad más al amor… Que error más grande cubrir un error con otro.

Eso me llevó a perderlo todo, fallé en todo aspecto posible, y le fallé al ser que más amo en la vida, no tengo cómo sostener su estudio, no tengo cómo darle un plato caliente de comida, lo puse en peligro, cuánto lamento fallarte hijo, no tolero la idea que alguien pueda lastimarte por mi culpa, prefiero irnos lejos y olvidarnos de este mundo. Respirar se hace cada vez más difícil, amenazas, deudas, desamor. No puedo más.

Me dirán cobarde, pero solo Dios sabe la angustia y el terror que me da pensar que alguien te pueda hacer daño por mi culpa, ¡si tan solo alguien me ayudara!, ¿Quién me puede prestar dinero?, ¿Un hogar tal vez?

No hay nadie…. El mundo es peligroso y yo no puedo protegerte.

No tengo esperanza, vencida, humillada y destruida. Sin fuerzas. Todos mis días son grises. Mi corazón palpita angustiado. Lloro de frustración e impotencia. Soy una fracasada.

Esta vez no te fallaré hijo mío, nadie podrá hacernos daño nunca más”.

 


Deja un comentario