Maduro asistirá a la ANC para presentar Memoria y Cuenta 2018

Tras ser juramentado el pasado jueves por el TSJ como presidente de la República Bolivariana de Venezuela para el período 2019-2025, Maduro, asistirá este lunes a la no reconocida asamblea nacional constituyente (ANC), con el fin de exponer la “Memoria y Cuenta” del año 2018, así como para presentar el Plan de la Patria 2019-2025.

Luego de presentar la Memoria y Cuenta, se espera que Maduro realice una serie de anuncios de carácter social, económico y político, entre los que destaca el “impulso” de un plan de Empleo Productivo, que tendrá como objetivo “bajar” la cifra de desempleo en el país, que se ubica en 6%.

Después de 20 años de fracaso económico, los anuncios en materia económica tendrán como objetivo “fortalecer” el Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica, impulsado por el Ejecutivo Nacional en agosto pasado, así como “frenar” una supuesta “guerra económica” .

Entre las líneas del Plan de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica destaca el establecimiento del “equilibrio” fiscal y tributario, la “estabilización” de los precios de los productos, la “defensa” del salario y el “fortalecimiento” del petro.

El 2018 estuvo marcado por los comicios presidenciales del 20 de mayo y cientos de protestas cotidianas reclamando el funcionamiento de los servicios básicos y mejoras salariales, sin embargo, el Gobierno de Nicolás Maduro durante el primer semestre, no tomó ninguna decisión económica que apaciguara los problemas financieros de la nación.

Y es que la economía de Venezuela ha soportado años en caída libre y este 2018 no fue la excepción, pues las disposiciones políticas gubernamentales lejos de solventar la situación la han agravado.

En efecto, Maduro, presentó el 20 de agosto su Programa de Recuperación Económica, con el que, aseguró, atajaría el principal problema que es la hiperinflación.

Este nuevo programa de ajustes económicos arrancó en agosto con la instrumentación de una reconversión monetaria y las siguientes medidas:

El anuncio del aumento a precio internacional de gasolina (Que no se ha dado hasta ahora).

Un radical ajuste del salario mínimo (5.900%)

Elevación de los impuestos, incluyendo el IVA, que pasó de 12 a 16%.

La “flexibilización” en el control del mercado de divisas.

El anclaje, tanto de la actividad económica como del valor del bolívar soberano al Petro (la criptomoneda lanzada por el Gobierno en 2018).

No obstante, analistas financieros han advertido que dicho plan gubernamental carece de credibilidad, al considerar que el Ejecutivo ha enfrentado inminentes impagos de sus deudas, mientras que las reservas internacionales se hallan en su nivel más bajo en 15 años, 8.500 millones de dólares.

La firma Torino Economics prevé que 2019 será un año de profundización del deterioro (ya galopante de la economía), a tal punto que determinan que la “monetización del déficit continúe impulsando la inflación, que alcanzará una cifra cercana a los 23.000.000%”.

En su primer informe del año apuntan que se registrará una “contracción del PIB de 11,8%, para una caída acumulada de 51,8% desde 2013”.

Consideran como “casi imposible” que se apliquen medidas para una “estabilización (económica) exitosa”.

Analitica