Van cuatro muertos, 10 heridos en condición crítica y 12 edificios dañados por explosión de panadería en París

Otro cádaver de mujer hallado bajo los escombros de la explosión en París

Un cuarto cuerpo sin vida fue hallado entre los escombros del edificio donde, este sábado, se registró una fuerte explosión en el centro de París, informaron fuentes de la Fiscalía.

La cifra de muertos aumentó a cuatro, anunció el fiscal de París este domingo. Además de esta joven mujer ahora encontrada, también murieron en el suceso una turista española que se alojaba en un hotel delante de la panadería que sufrió el escape de gas que provocó la detonación, y dos bomberos que atendían esa fuga, alertados por los vecinos.

No quedó claro, inicialmente, si el cadáver encontrado coincide con el de la persona que se reportó poco antes como desaparecida. Minutos antes del hallazgo del cadáver, los bomberos habían alertado de que se buscaba a una persona entre los restos.

Además, de las decenas de personas que resultaron heridas, según las autoridades, 10 continúan en condición crítica.

La explosión tuvo lugar el sábado alrededor de las 9:00 am en la Rue de Trévise, en el distrito 9 del centro-norte de la capital gala, a aproximadamente un kilómetro de la Ópera de París. Las autoridades asumen que el accidente fue provocado por una fuga de gas.

“A mano, piedra por piedra”

El portavoz del departamento de bomberos de París, Eric Moulin, dijo a los reporteros que cerca de 30 bomberos se mantienen en la calle Trévise este domingo y seguirán “al menos 48 horas o quizá toda la semana”. Trabajan “a mano, levantando piedra por piedra”, precisó, mientras los perros continúan rastreando en busca de otras posibles víctimas, en medio de una montaña de escombros y autos destrozados.

De acuerdo con las autoridades de París, 12 edificios vecinos que fueron dañados por la explosión, aparentemente debido a una fuga de gas, fueron evacuados. No se podrá entrar en ellos, como mínimo, en las próximas 48 horas.

Evacuados

El inmueble más afectado deberá ser reforzado de arriba abajo, y los vecinos no podrán entrar en los edificios cercanos hasta que los arquitectos confirmen que no sufren daños estructurales que puedan suponer riesgo de derrumbe.

Además, varios inmuebles han quedado cortados de la red de suministro de agua, y los vehículos no podrán estacionar en esa calle hasta nueva orden por los riesgos de que caigan cristales.

“Todos los habitantes han encontrado una solución de alojamiento. 38 personas que necesitaban un alojamiento de urgencia han sido reubicados por la municipalidad en hoteles”, señaló la Alcaldía. Otros fueron alojados por familiares y amigos.

Fuente: DW

Seguir leyendo en el medio que originalmente publicó esta noticia

Deja un comentario