¿Quiere eludir las leyes Anti Lavado de Dinero? Compre un banco

Unión Radio | La corrupción en Venezuela en el asalto a las arcas nacionales tiene un tema recurrente: supuestos conspiradores que compran o controlan bancos. Según acusaciones y denuncias penales, al menos cuatro bancos fueron comprados o controlados por personas que presuntamente participaron en planes internacionales de lavado de dinero.  Así lo subraya Alison Jiménez, presidenta y fundadora de Dynamic Securities Analytics (DSA), empresa especializada en el análisis económico de litigios de valores y consultora contra el lavado de dinero radicada en Florida. Este artículo fue publicado en la web de DSA por la autora el 21 de noviembre de 2018.

¿Qué mejor manera de eludir las leyes anti lavado de dinero que poseer un banco?

Banco Peravia

El plan de compra más reciente del banco fue denunciado el 20/11/18 por el Departamento de Justicia:

“Raúl Gorrin presuntamente se asoció con Gabriel A. Jiménez Aray para adquirir el Banco Peravia, un banco de República Dominicana, para lavar  sobornos pagados a los funcionarios venezolanos y las ganancias del plan”.

Instituciones financieras de Estados Unidos 1 y 2

Una denuncia penal de julio de 2018 señala que un banco de Puerto Rico y otro de Nueva Jersey estaban controlados por una persona presuntamente vinculada a un plan de lavado de dinero en Venezuela.

“Marcelo Federico GUTIERREZ Acosta y Lara es de nacionalidad uruguaya. GUTIERREZ es parte de un grupo de propietarios de al menos un banco de EE. UU. que facilita el lavado de dinero y está asociado con Gustavo A. Hernández Frieri.

Según estos documentos, el nombre del fondo era Global Securities Trade Finance, una entidad de las Islas Caimán, y el banco custodio era la “Institución Financiera de EE. UU. 1″ en Nueva Jersey. El 24 de febrero de 2017, la fuente confidencial (CS) instruyó a un banco en las Bahamas (donde se guardaba una parte de los fondos de PDVSA) para suscribirse al fondo de acuerdo con las instrucciones por un monto de 5,000,0000 dólares estadounidenses. Posteriormente, el 28 de febrero de 2017 o alrededor de esa fecha, esa cantidad se transfirió a la Institución Financiera 1 de EE. UU., la suscripción falsa fue obtenida por CS, y los 5,000,000 de dólares estadounidenses estaban disponibles para su uso posterior por parte de ORTEGA”.

La denuncia penal continúa:

“En una reunión registrada el 29 de marzo de 2017 en Miami, Florida, CS le preguntó a GUSTAVO sobre la Institución Financiera de EE. UU. 1 y GUSTAVO explicó que el banco está controlado por sus socios en Uruguay, que también controlan otro banco en Puerto Rico (“Institución Financiera de EE. UU. 2 “) Y que” tienen a nuestra gente en la parte de atrás “del banco.

En una reunión grabada con GUSTAVO el 7 de junio de 2017, GUSTAVO le dijo a CS que trabaja con la Institución Financiera 2 de los Estados Unidos, que conoce al propietario y que puede facilitar las cosas: “Seguro y discreto. Y lo bueno de [EE. UU. La Institución financiera 2] es que sin estar en los EE. UU., Está en los EE. UU. … en Puerto Rico ”. GUSTAVO presentó posteriormente a CS a GUTIERREZ, el accionista mayoritario de la Institución Financiera de EE. UU. 2, y CS y GUTIERREZ acordaron reunirse en el futuro.

El 31 de julio de 2017, GUTIERREZ voló a Miami desde Uruguay para reunirse con  CS. Durante una reunión grabada el 31 de julio de 2017 con GUTIERREZ en Miami,  CS le explicó a GUTIERREZ que CS necesitaba transferir la suscripción del fondo de GUSTAVO al “cliente” de GUSTAVO (ORTEGA) sin rastro. El CS y GUTIERREZ discutieron las opciones que incluyen las transferencias internas de cuenta a cuenta en la Institución Financiera de EE. UU. 2.

En una llamada grabada del 14 de agosto de 2017 con GUTIERREZ, GUTIERREZ yl CS discutieron aún más la suscripción al fondo de GUSTAVO. GUTIERREZ ofreció posibles esquemas para justificar la transacción utilizando la institución financiera estadounidense 2 y acordó que la institución financiera estadounidense 2 cobrará una tarifa del dos y medio por ciento (2,5%)”.

La denuncia penal no es clara en cuanto a si la Institución Financiera de EE. UU. 1 está de hecho “controlada” por las mismas personas que controlan la Institución Financiera de EE. UU.2.  Tampoco la denuncia o la acusación mencionan explícitamente a la Institución Financiera de EE. UU. 1.

City National Bank de Nueva Jersey está bajo una Orden de Consentimiento OCC de febrero de 2018 y recibió una “Directiva de Acción Correctiva Rápida” de noviembre de 2018. Entre otras cosas, la Orden de Consentimiento ordenó un informe de actividades sospechosas (SAR) :

“El alcance de este SAR  incluirá la actividad de riesgo medio o mayor del Banco desde el 1 de junio de 2016 hasta el 30 de junio de 2017 y estará basado en el riesgo, según lo determinado por el volumen anual, la geografía, el riesgo del producto, y otros factores. El alcance del SAR  también incluirá la actividad de la cuenta, para el mismo período para las cuentas:(a) propiedad de funcionarios, empleados o directores del Banco o de cualquiera de sus accionistas o miembros de la familia de dicha persona;
(b) por la cual el Banco recibió una citación de cumplimiento de la ley; o
(c) que generó alertas internas para las cuales el Banco determinó que no archivaría

Banco Pilatus
En marzo de 2018, el Departamento de Justicia emitió una acusación contra Ali Sadr, presidente de Pilatus Bank:

“Sadr fue arrestado por su presunta participación en un plan para evadir las sanciones económicas de Estados Unidos contra Irán, para defraudar a los Estados Unidos y para cometer lavado de dinero y fraude bancario. SADR fue acusada de participar en un plan en el que más de $ 115 millones en pagos para un complejo de viviendas en Venezuela fueron canalizados ilegalmente a través del sistema financiero de los Estados Unidos para el beneficio de individuos y entidades iraníes”.

Malta concedió la licencia del Pilatus Bank a Sadr en 2014. Las acusaciones del Departamento de Justicia sobre el plan de Irán / Venezuela se remontan a 2010 pero la acusación no menciona a Pilatus Bank. Sin embargo, en un asunto relacionado con la fianza, el fiscal de los Estados Unidos alegó que Pilatus se estableció con recursos criminales:

“Pero, lo que es más importante, a pesar de la cantidad de dinero que recibe el demandado en última instancia, su patrimonio en Pilatus Bank se puede perder porque constituye un producto criminal vinculado directamente al proyecto de Venezuela: el demandado utilizó dinero del proyecto (CHF 1 millón (francos suizos) y 8 millones de euros) para establecer y capitalizar el Banco Pilatus en 2013”.

El Banco Central Europeo retiró la licencia de Pilatus en octubre de 2018.

NOTA DE LA AUTORA : Los cargos contenidos en las demandas, acusaciones, etc. son simplemente acusaciones y todos los acusados se consideran inocentes hasta que se demuestre su culpabilidad más allá de una duda razonable ante un tribunal de justicia.

Traducción libre de Unión Radio

FUENTE: securitiesanalytics.com