La dieta definitiva (e inesperada) para adelgazar en 2019: comer tierra

Lo has probado todo: dietas altas en proteínas, bajas en grasas, ricas en hidratos de carbono, equilibradas… Nada da resultado y no hay manera de adelgazar. Pero puede que tus súplicas al cielo hayan dado resultado y la solución esté a la vuelta de la esquina: el último método para adelgazar que parece funcionar es comer… tierra.

Sí, como lo lees. Un estudio publicado en el Diario de Investigación Farmacéutica por investigadores de la Universidad del Sur de Australia cifra en 2 billones de euros la cantidad que la obesidad cuesta a la economía mundial cada año, pero a cambio han descubierto algo que puede cambiar el mundo de la alimentación tal y como lo conocemos hasta ahora: la arcilla tiene la posibilidad de absorber gotas de grasa en el intestino.

En un comunicado que recoge Startsat60.com, el investigador Tahnee Dening explica su sorprendente descubrimiento: “Estaba investigando la capacidad de los materiales de arcilla para mejorar la administración oral y la absorción de fármacos antipsicóticos, cuando noté que las partículas de arcilla no se comportaban como esperaba. En vez de descomponerse para liberar medicamentos, los materiales arcillosos atacaban las gotas de grasa y, literalmente, las absorbían“.

Una solución a la obesidad

El científico explica que los materiales arcillosos no sólo atrapan las grasas, sino que también evitan que sean absorbidas por el organismo. Esto se consigue garantizando simplemente que la grasa pase a través del sistema digestivo. Para Dening, es “este comportamiento único el que hace que nos planteemos algo importante: potencialmente, una cura para la obesidad”.

La obesidad ataca a personas de todo el mundo y toda condición (Reuters/Juan Carlos Ulate)
La obesidad ataca a personas de todo el mundo y toda condición (Reuters/Juan Carlos Ulate)

Esta enfermedad afecta cada día a más personas en todo el mundo y se ha convertido en uno de los mayores problemas de salud de la sociedad moderna. Además, la obesidad tiene otros riesgos asociados como enfermedades cardiovasculares, la diabetes o algunos tipos de cáncer. Las cifras en Australia, país de los investigadores, son impresionantes: casi dos tercios de los adultos australianos tienen sobrepeso o están obesos.

No sólo eso, lo mismo sucede a uno de cada cuatro niños australianos, pero no es un asunto que afecte específicamente a este país oceánico. En España las cifras no son mucho mejores: la mitad de los adultos pesan más de lo que deberían y el 15 por ciento de los niños tienen sobrepeso o sufren obesidad. Y algunas estadísticas apuntan a que en el año 2030 la mitad de la población mundial tendrá sobrepeso.

En España, la mitad de los adultos pesan más de lo que deberían y el 15 por ciento de los niños tienen sobrepeso o sufren obesidad

La tierra que ha dado estos resultados tan impresionantes se llama montmorillonita: se trata de un material de arcilla natural purificada y una arcilla sintética llamada laponita. Se hizo un estudio con ratas, divididas en dos grupos: unas fueron alimentadas con montmorillonita y una dieta alta en grasas, mientras las otras siguieron también una dieta alta en grasas y un producto para la pérdida de peso líder en el mercado llamado Orlistat. Los resultados confirmaron las expectativas.

La tierra adelgaza

El experimento duró dos semanas, tras las cuales los investigadores analizaron las ratas y encontraron que ambos grupos del estudio habían experimentado una pérdida de peso, pero las que se alimentaron con arcilla tuvieron un resultado más beneficioso para adelgazar que el grupo de ratas que usó el fármaco.

Las grasas y los aceites presentes en muchos alimentos provocan sobrepeso (EFE/Mónica Faro)
Las grasas y los aceites presentes en muchos alimentos provocan sobrepeso (EFE/Mónica Faro)

Para Dening, el éxito se da porque esa arcilla procesada “tiene un área de superficie inusualmente alta, lo que significa que tiene una gran capacidad para interactuar y absorber las grasas y los aceites presentes en los alimentos que comemos. Al contrario de lo que sucede con el Orlistat, que “es un inhibidor de enzimas que bloquea hasta el 30 por ciento de la digestión y absorción de grasas en la dieta, lo que conduce a la pérdida de peso, pero tiene efectos secundarios desagradables como dolor de estómago, hinchazón, flatulencia y diarrea, lo que limita su uso en la pérdida de peso ya que las personas prefieren dejar de usarlo”.

El siguiente paso en la investigación es saber si se podría usar la arcilla junto al Orlistat para tratar la obesidad en los humanos. Tahnee Dening explica que “estamos atacando la digestión y absorción de grasas de dos maneras diferentes y esperamos que esto conduzca a una mayor pérdida de peso con menos efectos secundarios”.

La arcilla ya se usa ampliamente en cosméticos y productos alimenticios y los investigadores esperan comenzar pronto los ensayos clínicos. ¿Será la arcilla el remedio milagroso que llevamos años esperando para adelgazar y perder los kilos que nos sobran? Puede que este año 2019 nos traiga la solución a un problema que lleva muchos años instalado entre nosotros.