Juan Guaidó: “¿Quién comanda hoy en el régimen?”

Fotografía de Yuri Cortez | AFP

El presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, ofreció declaraciones el domingo 13 de enero desde La Guaira, estado Vargas, luego de permanecer detenido por el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional durante “unos minutos”. Reiteró el llamado a la movilización de calle el 23 de enero y envió un mensaje a la comunidad internacional:

“Un mensaje importante, primero, a la comunidad internacional. Primero, el agradecimiento, ya ven el reconocimiento que tiene la Asamblea Nacional (…). Vean lo que están haciendo, están desesperados en Miraflores. No saben quién da la orden”.

Luego, aclaró a la prensa:

“Si Jorge Rodríguez dijo que era algo espontáneo, entonces Maduro ya no controla las Fuerzas Armadas, porque se rompió la cadena de mando. Si son unos espontáneos, entonces ¿quién comanda hoy en el régimen? (…) Si ya declaran, reconocen, que no controlan los organismos de seguridad del Estado, tienen un problema muy grave en Miraflores”.  

Guaidó se refirió a las declaraciones que el vicepresidente sectorial de Comunicación,Turismo y Cultura, y también ministro de Comunicación e Información, había dado minutos antes. Rodríguez dijo:

“Inmediatamente después de que empezaron a aparecer elementos en las redes sociales (…) nos enteramos de que se había dado una situación irregular, donde un grupo de funcionarios, actuando de manera unilateral, pues realizaron un procedimiento irregular en contra del diputado Juan Guaidó”.

Agregó que los funcionarios fueron “destituidos y están siendo sometidos a los procedimientos disciplinarios más estrictos”.

El diputado fue interceptado en el estado Vargas cuando se dirigía a un cabildo abierto convocado por el Parlamento. Su esposa, Fabiana Rosales, realizó la denuncia en un tuit cerca de las 11:30 de la mañana. Minutos después, se publicó en la cuenta de Twitter de Guaidó.

La Asamblea Nacional difundió en sus redes sociales un video del momento donde “funcionarios del Sebin interceptaron y se llevaron” al diputado, sacándolo a la fuerza de una camioneta blanca.

“Nos secuestraron unos minutos”, diría luego Guaidó. Sin embargo, durante aproximadamente dos horas se desconoció su paradero.

Aseguró que “tenemos el Parlamento Nacional cohesionado y unido” y que se había cometido “un claro golpe de Estado, que denunciamos a la comunidad internacional, al legítimo presidente de la Asamblea Nacional y de toda Venezuela”.

Reacciones internacionales

El Grupo de Lima, integrado por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía, indicó en una declaración divulgada por la Cancillería de Colombia que “condena la detención arbitraria” del diputado y “expresan su más contundente rechazo a cualquier acción que afecte la integridad física de los miembros de la Asamblea Nacional de Venezuela, de sus familias y colaboradores”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores colombiano reiteró que “Colombia condena vehementemente el secuestro, por unas horas, del diputado Juan Guaidó”. Más temprano, en otro comunicado “ante los hechos consumados del 10 de enero en la República Bolivariana de Venezuela”, la cancillería indicó:

“El Gobierno de Colombia (…) ratifica su pleno reconocimiento a la Asamblea Nacional, encabezada por su presidente Juan Guaidó, como órgano constitucional democráticamente electo en Venezuela, y respalda el ejercicio de todas sus competencias, incluyendo las derivadas del artículo 233 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”.

De igual forma, la Cancillería de Perú también condenó “la detención arbitraria e ilegal del Presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela” y enfatizó su respaldo al Parlamento.

El Gobierno argentino expresó en un comunicado, emitido por el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, que “se solidariza y apoya al Diputado Juan Guaidó y a su familia frente al incidente que sufriera hoy 13 de enero”. Añadió:

“Este episodio, que atenta contra las libertades civiles y políticas de los venezolanos, en este caso en la persona del Presidente de la Asamblea Nacional (AN), ratifica la imperiosa necesidad de restablecer en Venezuela el orden democrático y el respeto de los derechos humanos”.

Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos, declaró que rechaza “enérgicamente el secuestro del presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó”, y advirtió que “su posterior liberación no es un factor atenuante, el despido de los ejecutantes tampoco, muy por el contrario solo enfatiza que Maduro y las diferentes camarillas continúan cometiendo estos crímenes y usado estos crímenes como instrumentos de amedrentamiento y coacción”.

El secretario del Departamento de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, denunció en Twitter la detención del presidente del Parlamento venezolano, señalando que fue realizada “por el Jefe de Inteligencia venezolano Manuel Cristopher Figuera”. Agregó: “Hacemos un llamado a las fuerzas de seguridad para defender la Constitución y los derechos del pueblo venezolano”.

Ir a la fuente original del artículo para seguir leyendo