El comercio – Peru – 13 de Enero de 2019

La justicia brasileña lo buscaba para deportarlo a su país, donde fue juzgado en ausencia en 1993 y condenado a perpetuidad por cuatro homicidios y complicidad en otros asesinatos. Fue protegido por gobiernos de Francia y Brasil, pero Jair Bolsonaro asumió con el compromiso de extraditarlo “inmediatamente”

Seguir leyendo en el medio que originalmente publicó esta noticia

Deja un comentario