New York Times: Rosenda Monteros, un icono femenino en una película de vaqueros

Rosenda Monteros en “Los siete magníficos” (1960), dirigida por John Sturges. Interpretó a Petra, el amor de un pistolero.

Read in English

Rosenda Monteros, actriz mexicana recordada por su participación como uno de los pocos personajes femeninos en Los siete magníficos, el clásico cinematográfico de John Sturges, murió el 29 de diciembre. 

Una vocera de la familia, quien también es representante de la Compañía Nacional de Teatro de México, dijo que la causa de la muerte fue cáncer pélvico. La vocera indicó que Monteros tenía 86 años, aunque distintos medios en español y otras fuentes reportaron que su edad al morir era de 83 años.

El Instituto Nacional de Bellas Artes de México confirmó su muerte.

[Si quieres recibir las mejores historias de The New York Times en Español en tu correo, suscríbete aquí a El Times]

Monteros, una actriz exitosa en el teatro, el cine y la televisión mexicanos durante más de cinco décadas, interpretó un pequeño pero importante papel en Los siete magníficos, una versión del filme Los siete samuráis (1954) de Akira Kurosawa. En la película hollywoodense, siete pistoleros son contratados por campesinos locales para defender su pueblo de los bandidos en México.

EXPLORA NYTIMES.COM/ES


Los Cabos, un destino generoso y aventurero

La película contó con un reparto estelar: Yul Brynner, Steve McQueen, Charles Bronson, Horst Buchholz, Robert Vaughn, Brad Dexter y James Coburn como los siete pistoleros, y Eli Wallach en el papel del líder de los bandidos. La melodía principal del filme es un tema emotivo e instantáneamente reconocible, creación de Elmer Bernstein.

Petra, el personaje de Monteros, se oculta con otras mujeres en la aldea cuando llegan los pistoleros, pero poco después la descubren. Más valiente que muchos de los aldeanos, se involucra en un romance con el personaje de Buchholz, el temperamental Chico.

“No te tenía miedo… lo hice por mi padre”, le dice Petra a Chico en una de las escenas. “Me dijo que me alejara de esos hombres porque son unas bestias crueles”.

“Tiene razón, ¿sabes?”, responde Chico. “Es la verdad”.

Su cortejo es la única subtrama romántica en un filme empapado de testosterona, y su papel es uno de los más grandes entre los interpretados por actores mexicanos.

Los siete magníficos fue filmada en México, donde un censor del gobierno vigilaba de cerca  la producción para asegurarse de que representaran de manera positiva a los mexicanos. Sturges le dijo a The New York Times en 1960 que el censor era “un autócrata” que trabajaba “bajo la lógica de que debía eliminarse cualquier cosa cuestionable”.

Sturges notó una gran modificación en el guion: en vez de disponerse a contratar a los pistoleros estadounidenses desde el principio, los campesinos primero intentan comprar armas para defenderse ellos mismos.

Los cambios enfurecieron a Sturges, pero Monteros, entrevistada en el documental Guns for Hire: The Making of the Magnificent Seven (2000), se mostró más comprensiva.

“Tuvieron que releer y revisar el guion con mucho cuidado para asegurarse de que no hubiera ninguna imagen que denigrara al país”, comentó. “Debido a la importancia de la coproducción, teníamos que avanzar con el proyecto de una manera u otra. Fue algo bueno para el país”.

Rosa Méndez Leza nació en Veracruz, México el 31 de agosto de 1932 o 1935. Trabajó en el teatro mexicano desde que era joven y se mudó a la Ciudad de México a los 17 años. También actuó en Europa, donde estudió pantomima y se presentó junto con Marcel Marceau.

Su matrimonio con el director Julio Bracho terminó en divorcio. No se divulgó de inmediato información sobre los familiares que le sobreviven.

Sus otras películas incluyen Nazarín (1959), de Luis Buñuel; Tiara Tahiti (1962), protagonizada por James Mason; y Cauldron of Blood (1970), estelarizada por Boris Karloff en uno de sus últimos papeles. En televisión, tuvo un papel de larga duración en la telenovela Lucía Sombra.

Los siete magníficos aún es un clásico entre los fanáticos de las películas de vaqueros. Antoine Fuqua realizó una nueva versión en 2016, pero sin el personaje de Petra ni la historia romántica.

NYT en español

Deja un comentario