10 museos que merecen una escapada a Suiza

1 Zentrum Paul Klee (Berna)

Proyectado por Renzo Piano, las formas onduladas del Zentrum acogen un espacio multifuncional vivo, llamado a convertirse en eje dinamizador de la cultura de la capital suiza. Un contrapunto y complemento perfecto a una (obligada) visita a su centro histórico, declarado patrimonio mundial, con edificios escalonados de piedra, soportales, torres del reloj y adoquinadas calles. Como centro de investigación, el Zentrum Paul Klee aborda la figura de Klee como pintor, poeta, músico y filósofo, y permite empaparse de la creatividad del genio suizo. La colección cuenta con más de 4.000 obras de Klee que se van exponiendo en muestras temporales rotatorias. El museo, propuesta inicial de su nieto, Alexander Klee, y su madre Livia, cuenta con pantallas interactivas y audioguías que permiten interpretar la obra del artista de origen suizo. zpk.org


Centro Lugano Arte e Cultura (LAC), en Suiza.ampliar foto
Centro Lugano Arte e Cultura (LAC), en Suiza. Getty

2 Museo d’arte della Svizzera italiana (Lugano)

A orillas del exuberante lago de Tesino, rodeado de montañas, Lugano es una ciudad dinámica con boutiques de diseños, bares con terrazas, y a salvo del turístico masivo. La reciente inauguración del centro Lugano Arte e Cultura (LAC, luganolac.ch) ha elevado además su oferta cultural de la ciudad, abriendo un espacio a artes visuales, escénicas y a la música. Cuenta con un gran teatro y sala de conciertos, y acoge además el Museo d’Arte della Svizzera (MASI), cuya joya es la colección de arte del siglo XX y contemporáneo (desde la abstracción a lo más experimental), con exposiciones distribuidas en tres espacios (aunque sin colección permanente) que descubren a los mejores artistas suizos e internacionales. masilugano.ch

3 Kunsthaus Zúrich

La tranquila ciudad de Zúrich suele ocupar las primeras posiciones en los rankings de las mejores ciudades del mundo para vivir, y se ha convertido en uno de los destinos más modernos de Europa, con un creativo ambiente posindustrial que atrae a muchos visitantes. Su casco antiguo, intacto, no resta espacio para nuevas tendencias que han convirtiendo viejas fábricas en centros culturales y espacios creativos. Esa fusión entre lo clásico y lo contemporáneo se aprecia en el museo de Bellas Artes, el Kunsthaus Zürich, que cuenta con una de las mayores colecciones de arte contemporáneo del mundo, de la que solo exhibe un 4%. Esta integra el mayor fondo sobre Alberto Giacometti y el catálogo más profuso de Edvard Munch (fuera de Noruega), además de obras de Monet, Picasso, Chagall, Kokoschka, Beckmann y Corinth, junto a grandes artistas actuales de Suiza y Europa. kunsthaus.ch


Una de las salas del Museo del Diseño de Zúrich.ampliar foto
Una de las salas del Museo del Diseño de Zúrich.

4 Museum für Gestaltung (Zúrich)

Otro símbolo de la activa vida cultural de Zúrich, el Museum für Gestaltung es la única institución suiza dedicada íntegramente al diseño. Las exposiciones, de amplio espectro, incluyen desde obras de fotógrafos clásicos, como Henri Cartier-Breson, hasta la publicidad sobre mobiliario de épocas pasadas. Su colección abarca más de 500.000 objetos de diseño desde 1875 –pósteres y miles de piezas icónicas de la comunicación visual y del diseño industrial–, y acogió la creación del pelador Rex o la silla Bucle. Entre los objetos que pueden verse, algunos son tan curiosos como la tipografía Univers de Adrian Frutiger. La visita debe completarse con las galerías del barrio de moda, Züri-West, epicentro de la marcha nocturna local y fruto de la reconversión de antiguos espacios industriales. museum-gestaltung.ch

5 Fundación Beyeler (Basilea)

Centro de la industria farmacéutica mundial, con colosos como Roche o Novartis, Basilea es también relevante para los miles de amantes del arte que cada año acuden a sus muchas galerías, museos y, sobre todo, la ART Basel, feria de fama internacional. La capital suiza acoge algunos de los mejores museos del país, como la Fundación Beyeler, el más visitado de Suiza. Los galeristas y coleccionistas Hildy y Ernst Beyeler reunieron a lo largo de 50 años numerosas obras representativas del arte moderno, que hoy se exhiben en un edificio proyectado por Renzo Piano alargado, amplio y luminoso; un ejemplo del papel que el mecenazgo privado (ahora expuesto públicamente) jugó en el impulso de la cultura en Suiza. Las exposiciones combinan obras de Picasso y Rothko con esculturas de Miró y Max Ernst, así como y figuras tribales de Oceanía. Una maravilla para apreciar el buen arte. fondationbeyeler.ch


La fuente Tinguely, junto al centro histórico de Basilea (Suiza).ampliar foto
La fuente Tinguely, junto al centro histórico de Basilea (Suiza). Getty

6 Museo Tinguely (Basilea)

Un edificio del arquitecto Mario Botta alberga la asombrosa colección de juguetes e ingenios artísticos de Jean Tinguely, escultor y pintor suizo con aires de científico loco. Por ejemplo, la Grosse Méta-Maxi-Utopia, que es la mayor escultura mecánica del centro y produce inquietantes sonidos musicales. Se pueden accionar los pulsadores situados junto a algunas de las esculturas cinéticas para ponerlas en movimiento y es realmente divertido ver cómo traquetean, se agitan y giran, con resortes, plumas y ruedas asomando en todas las direcciones. Además de las esculturas cinéticas de Tinguely, el museo acoge exposiciones temporales de otros artistas coetáneos como Niki de Saint Phalle, su esposa, Arman e Ives Klein, así como otros más actuales. tinguely.ch


Exterior del Kunstmuseum Basel, en Basilea (Suiza).ampliar foto
Exterior del Kunstmuseum Basel, en Basilea (Suiza). Getty

7 Kunstmuseum Basel (Basilea)

La joya de Basilea es el Kunstmuseum, uno de los mejores museos del mundo según la revista Times. El gran centro de arte de Basilea reúne en tres edificios obras de artistas desde la Edad Media hasta nuestros días. Abrió sus puertas en 2016 tras reformar las antiguas galerías y construir una nueva ala modernista para albergar una colección soberbia, en la que los cuadros de Picasso, Juan Gris y Andy Warhol conviven con los de Hans Baldung y Hans Fries, en un total de casi 10.000 metros cuadrados de exposición. Entre sus miles de piezas se incluye la mayor colección mundial de Holbeins El Joven, así como una importante muestra renacentista e impresionista. La entrada también da acceso a las exposiciones de arte contemporáneo del Kunstmuseum Basel Gegenwart (Museo de Bellas Artes). kunstmuseumbasel.ch


Exterior del Museo de Arte y de Historia de Ginebra.ampliar foto
Exterior del Museo de Arte y de Historia de Ginebra. MAH

8 Museo de Arte y de Historia (Ginebra)

Nos encontramos en una de las ciudades más bellas de Centroeuropa, atravesada por el Ródano y bañada por su gran atracción, el lago Lemán. Tranquila y ordenada, es también una ciudad de galerías y museos, entre los que destaca el Museo de Arte e Historia, que invita a un viaje en el tiempo a través de sus colecciones de bellas artes, arqueología y artes aplicadas desde la Antigüedad hasta nuestros días. Es uno de esos museos clásicos de principios del siglo XX que desde su inauguración en 1910 ha ido reuniendo piezas hasta los casi 650.000 objetos de su fondo, entre ellos 6.455 cuadros de artistas como Jean Ëtienne Liotard o Jean-Baptiste Camille Corot. Hay excelentes exposiciones temporales y tenía previsto un plan de renovación a cargo del arquitecto Jean Nouvel, pero se archivó tras el rechazo de la ciudadanía en referéndum en 2016. mah-geneve.ch


Edificio del museo MAMCO, en Ginebra.ampliar foto
Edificio del museo MAMCO, en Ginebra.

9 MAMCO (Ginebra)

La otra cara de la moneda en esta ciudad suiza la encontramos en el MAMCO, el museo de arte contemporáneo más grande del país, instalado en una fábrica de la década de 1950. Sus colecciones incluyen todo tipo de obras, firmadas por Christo, Martin Kippenberger o Jenny Holzer, entre otros muchos. Tres veces al año celebra la Nuit des Bains, evento que atrae de noche a miles de aficionados y cuyo nombre viene de los antiguos baños públicos ubicados en este barrio. El MAMCO ha albergado 450 exposiciones desde su inauguración en 1994 y es el anfitrión vanguardista perfecto para exposiciones jóvenes, internacionales y crossmedia. mamco.ch

10 Fotozentrum Winterthur

Winterthur, sexta ciudad más grande de Suiza, presume de una de las zonas peatonales más grandes de Europa y de un amplio dominio de la bicicleta en la movilidad urbana. Un medio perfecto para conectar sus 17 museos, como la Colección Oskar Reinhart, el Kunstmuseum o el Fotozentrum Winterthur, para muchos la gran meca suiza de la fotografía. Cuenta con la colaboración de la Fundación Suiza de Fotografía (Fotostiftung Schwei) y entre sus paredes cuelga la obra de artistas como Lewis Baltz, William Eggleston y Nan Goldin, que conviven con la de Karl Blossfeldt, Bill Brandt o Dorotea Lange, algunos de los grandes de la fotografía del XIX y del XX. Su sección de Fotografía Aplicada presenta exposiciones de fotografía policial, industrial o médica, y cuenta incluso con un centro de experimentación. fotomuseum.ch

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Puedes seguir leyendo mas aquí
El Comidista