Más chavistas le dan la espalda a Nicolás Maduro

El sacerdote jesuita venezolano afecto al Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Numa Molina, expresó su indignación por el costo de una cebolla, por lo que consideró que el Plan de la Patria se hace inviable “por culpa de la anarquía”.

“Una cebolla cuesta Bs.S. 500 en Caracas. Qué indignación, y los campesinos de La Grita la venden a Bs. S. 400 el kilo a puerta de conuco. O le damos un parado implacable a esta desgracia o el Plan de la Patria se hace inviable por culpa de la anarquía”, escribió en su cuenta en Twitter.

En su red social también ha denunciado la corrupción en los terminales de pasajeros y gasolineras, donde cobran para utilizar el baño.

“El Presidente @NicolasMaduro pidió activarnos contra LA INDOLENCIA, LA CORRUPCIÓN Y LA BUROCRACIA, te felicito y te tomo la palabra Presidente. Cuenta conmigo. Solo con tu pueblo unido hecho denuncia colectiva alcanzaremos a extirpar ese cáncer social”, resaltó.

Seguir leyendo en el medio que originalmente publicó la noticia