Esta batalla la ganaron los persas lanzando gatos a su enemigo

Los inofensivos felinos formaron parte de la batalla entre persas y egipcios en Pelusium, ciudad que se encontraba en el Bajo Egipto, ocurrida aproximadamente en el año 525 a.C. durante el mandato del faraón egipcio Psamético III.

El faraón Psamético era joven, inexperto y apenas había recibido el cargo tras el fallecimiento de su padre, Amasis II, mientras que el rey persa Cambesis II amenazaba a la población egipcia.

Egipto era la única zona que se mantenía independiente del territorio persa, por ende, su conquista era cuestión de tiempo. Las poblaciones griegas que mantenían relaciones comerciales con el faraón Psamético III le dieron la espalda y apoyaron a los persas, por lo tanto la caída de Egipto se veía venir.

Finalmente, ambos ejércitos se encontraron en Pelusium, y el rey persa Cambesis, haciendo uso de su ingenio, observaron que los egipcios veneraban a los gatos y era su animal más sagrado. 

También te puede interesar:Fue subastada pintura creada en su totalidad por un algoritmo

El rey persa ordenó la captura de todos los gatos de la región, para que durante el asedio arrojaran a los felinos dentro de la ciudad. El pánico surgió entre los egipcios, quienes moralmente quedaron impactados, entregando su fortaleza ante el ejército persa.

Luego de la victoria persa Cambesis II le perdonó la vida a Amasis II, pero antes de eso le arrebató los títulos nobiliarios y sus tesoros, proclamándose faraón y dándole el territorio a los persas, informó el portal Culturizando.

Así fue como los felinos le dieron la victoria a los persas, un gran favor por parte de esos peludos mamíferos.

Recibe nuestro Germinador de Noticias en tu celular a través de Telegram ¡Únete a nuestro canal aquí! Además, no pierdas detalle del acontecer noticioso siguiéndonos en Twitter, Instagram y Facebook

Seguir leyendo en el medio que originalmente publicó esta noticia