El enchufe de Mauro Libi Crestani

Mauro Libi Crestani, es uno de los corruptos  más habilidosos, pues ha logrado mantener su identidad relativamente bien resguardada . Este boliburgués silencioso se ha involucrado en irregularidades desde hace años, amasando una fortuna que le ha permitido adquirir varias propiedades valoradas en millones de dólares en Miami, así como un avión Gulf Stream 4, entre otras cosas . A las compañías importadoras de alimentos de Libi se les asignaron 581 millones de dólares a la tasa de cambio oficial entre los años 2004 y 2012 y a la importadora de electrodomésticos—Elecom JC—se le asignó más de 42 millones de dólares en el 2014, solo por mencionar dos ejemplos .

  • Libi es mejor conocido por ser director de Banplus, uno de los bancos con más actividad de cambio de divisas. Además de esto  es presidente del Grupo Libi, compuesto por seis compañías importadoras de alimentos y  una de electrodomésticos.
  • Libi también es dueño de varias compañías afuera de Venezuela. Particularmente, compañías de alimentos en Florida, otras de bienes raíces en Panamá e instituciones financieras en España.
  • Inversiones 4528, una de las compañías del Grupo Libi está siendo investigadas por el Ministerio Público, por uso indebido de los dólares preferenciales otorgados por CADIVI. La investigación incluye 56 compañías fantasmas a las cuales se les han asignado dólares para importaciones, pero no lo utilizan para ese propósito. Además de esto, según El Diario de las Américas, unos fiscales en Miami están investigando un caso de corrupción en el cual Libi está involucrado.
  • A las compañías importadoras de alimentos de Libi se le asignaron 581 millones de dólares a la tasa de cambio oficial entre los años 2004 y 2012 y a la importadora de electrodomésticos—Elecom JC—se le asignó más de 42 millones en el 2014.
  • A pesar de que en el 2014 comenzaron a investigar sus compañías, el gobierno continúa reuniéndose públicamente con Libi por temas de negocio. En Octubre de 2014, el Ministro de Economía y Finanzas, Rodolfo Marco Torres tuiteó: “#5Revoluciones Reunidos con Mauro Libi, Director de las empresas Inproceca y Pasta Granoro C.A. ¡Eficiencia!”…
  • Otra evidencia de la cercanía de Libi con el gobierno dictatorial es que nunca se le ha escuchado quejarse por falta de de dólares ni materia prima como suele suceder a muchos empresarios venezolanos, especialmente en el sector alimenticio. Mientras empresas como Polar, Cargill, Nestlé y P&G le ruegan al gobierno por dólares y materia prima, Libi nunca ha tenido ese problema. Nunca ha elevado una queja. El afecto sospechoso con el gobierno le asegura a Libi trato preferencial a pesar que sus productos no son los más populares entre los venezolanos.
  • De hecho, varias de sus empresas, como Avelina y Frimaca están entre las principales anunciantes del país, invirtiendo millones de bolívares en publicidades por televisión, a pesar de sólo ser una pequeña fábrica de avena y una almacenadora de alimentos que no trabaja directamente con consumidores y no tiene necesidad de hacer publicidad. Esto nos lleva a preguntarnos de dónde obtienen los fondos para hacer inversiones de ese nivel.

Mauro Libi otro Capo de la revolución bonita . 

A Mauro Libi, el papá de los negocios oscuros con el gobierno , se le acaba de complicar un poco la vida . Se trataba de un secreto a viva voz . Libi es uno de los boliempresarios  que más se ha enriquecido gracias a la corrupción y miseria que azota a Venezuela.

El mundialmente reconocido periódico portal de prensa Financial Times público  un reportaje que destapa todos los escándalos , negocios oscuros, las extravagancias y los despilfarros de a quien han  catalogado el papá de los guiseros, Mauro Libi. Además, a este corrupto experto y ladrón de la riqueza venezolana, se le han otorgado unos $600 millones a sus empresas Frimaca y Avelina, para la importación de productos, todo a tasa preferencial de Bs. 6.3 ¡Así la vida es un jamón!

El artículo del portal inglés empieza de la siguiente forma: con la introducción de la magna celebración de los quince años de sus gemelas , evento que tiró la casa por la ventana en el Hotel Four Seasons de Miami. Tras un desfile de carros de lujo, limosinas y niñas ataviadas con los trajes más costosos y montadas en sus buenos tacones, Justin Quiles, el famoso reggeatonero, también montó su show en la tan esperada fiesta.

Pero lo cierto es que el centro de la fiesta no eran sus queridas gemelas , sino él mismo, el empresario “visionario” que ha construido un increíble imperio durante las dos últimas décadas, en el sector alimentación en Venezuela vía la corrupción e ilicitudes   con el régimen dictatorial,, poseyendo más de 30 compañías a lo largo de tres continentes, incluyendo bancos en Panamá y España, un apartamento de $7 millones y docenas de compañías en Miami. Pero tras esta breve descripción de la fortuna de Libi, la cual disque se ha construido a través del sector alimentario de Venezuela, cabe preguntarse ¿y cómo está este sector en el país? ¿en dónde están estas empresas en Venezuela? ¿En dónde están produciendo? ¿En dónde están sus productos? Porque por lo que a nosotros respecta, los venezolanos pasan cada día más hambre y más trabajo para poder conseguir y adquirir los alimentos que necesitan  para sobrevivir.

Lo cierto es que el texto continúa señalando que el éxito extraordinario de Libi se debe precisamente a la construcción de su fortuna alrededor de la situación de escasez y hambruna que vive el país, cuestión que le abrió la oportunidad de no tener competencia (luego del que el gobierno robolucionario acaba con ella) para posicionar sus productos además de gozar de los beneficios de ser uno de los mayores protegidos de los delincuentes del gobierno de Nicolás Maduro. Así, reseñan que “mientras las gemelas hijas de Libi y sus invitados bailaban durante toda la noche, Venezuela culminaba su día número 29 de protesta, las cuales han continuado dejando a más de 90 personas muertas”.

En este sentido, se resalta que el perfil de Libi dentro de los portales web de sus empresas, señalan poco – por no decir nada- acerca de la dramática realidad venezolana, en la que tres cuartas partes de la población han perdido 9 Kg en promedio durante el último año y 10% de los niños sufren de desnutrición de acuerdo a la ONG Caritas. De esta forma, se señala que su negocio de avena, Avelina, realizó el siguiente comentario el 9 de abril del año en curso: “ser vegetariano es una excelente manera de reducir el consumo de calorías”. Todos sabemos el adjetivo calificativo que le queremos expresar tras esto.

Sin embargo, a pesar de todo ello, Libi, de 49 años, indicó que todos los alegatos de corrupción en su contra se debían a una vil campaña de difamación de su persona, pero son quizá la única e inevitable explicación dada la general rabia pública en contra del sancionado Estado venezolano, debido a sus actos de corrupción que explican el porqué de la crítica situación actual. El artículo señala que los números de corrupción venezolanos son alarmantes, superando incluso los de Brasil que en teoría se encuentra en la “histórica” investigación del escándalo de lava jato. Al lado de este Gobierno se quedaron en pañales. Durante la última década, Venezuela recibió una ganancia inesperada de un trillón de dólares debido al boom petrolero. De estos, dos tercios fueron invertidos en transferencias de efectivo y otros beneficios sociales, pero más de $300 billones fueron robados o malversados, de acuerdo a estimaciones del ex ministro de Planificación, Jorge Giordani. El fraude solo en alimentación alcanzó los $27 billones desde el año 2010, conforme a la Asamblea Nacional.

Con esto, el Financial Times enmarca a Mauro Libi dentro de esa nueva clase social pudientísima que la misma “Revolución Bolivariana” permitió surgir, después de jactarse y vociferar cuanto le diera la gana que “ser rico es malo”. El artículo además continúa señalando la extensa biografía del corrupto boliburgués enchufado.

“Nacido en Caracas en 1968, fotografías públicas muestran a un joven de complexión suave y con cabello rizado. De adolescente, estudió negocios en Milán, regresando en los noventa a trabajar en las compañías de su padre. Pero no fue sino hasta inicio de los 2000 – cuando Hugo Chávez asume el poder- que el Sr. Libi hizo su entrada al mundo de la importación de alimentos y del emprendimiento”.

Pero el boom petrolero sumado al sistema de control de precios impuesto por el corrupto gobierno bolivariano desde el año 2003, permitieron que se propagara la corrupción y la malversación de fondos y el esquema por lo general funciona así: quienes tienen conexiones internas con acceso a los dólares preferenciales (Mauro Libi) pueden arbitrar el rango de intercambio más fuerte para obtener enormes ganancias. Incluso, el otrora ministro de Interior, Miguel Rodríguez, ha catalogado este sistema como “una fuente de corrupción ilimitada”.

Frente a esta realidad, el negocio de la alimentación de Mauro Libi además de su liderazgo dentro del banco local Blanplus, lo han convertido en blanco de acusaciones de corrupción. En este sentido, la Asamblea Nacional, a través de la Comisión de Auditoría, le abrió una investigación en meses atrás ,  preparando un dossier compilado por Marea Socialista. La Comisión indició que el Sr. Libi estafó al Estado hasta unos $573 millones entre los años 2004 y 2013, usando seis compañías fantasmas que preparaban facturas ficticias para obtener la moneda al cambio preferencial para pagar los artificiales alimentos importados. El esquema posee el mismo modus operandi del resto de las estructuras criminales del país “trabajar en complicidad con los miembros del Gobierno… dos en particular… los Generales Carlos Osorio y Marco Torres .

Tras las acusaciones, señaló que nunca había mantenido ninguna relación con ningún actual o anterior funcionario del Gobierno. Sin embargo, como resaltó el General Torres en un tweet en octubre de 2014: “Reunidos con Mauro Libi… Eificiencia!”. Ese mismo mes, el Sr. Libi inauguró un nuevo negocio de distribución alimentaria, Frimaca, que es en parte financiado por el Banco de Venezuela, del cual es propietario el Estado venezolano.

El diario explica cómo Libi cuenta con 18 compañías activas registradas en un almacén en Miami. Todas las cuales colocan a Libi como su principal agente o director, siete tienen residencia en Miami, compradas entre los años 2008 y 2013 por un total de $9 millones, conforme a los registros públicos. Otra compañía de inversiones, Orele Properties LLC, es dueña de un apartamento ubicado en Manhattan, el cual posee dos habitaciones y está valorado en unos $7 millones, comprado en el 2013.

Además, el Sr. Libi también posee intereses bancarios internacionales, lo cual es menos común que las propiedades en Miami. Así como también es director y accionista de Finanplus, un banco panameño incorporado en el año 2014 que financia la compra de vehículos, también es director del banco de inversiones español AFC Investment Solutions. En el 2013, la compañía de inversiones de Mauro Libi, Inversiones Valentina 15402, suscribió un acuerdo con AFC para un incremento de capital de 5 millones de Euros: Sobre esto, el Sr. Libi señaló al Financial Times que ya vendió su participación del 18%.

Libi, quien reside en una lujosa urbanización en Miami, debe estar nervioso ya que el Financial Times informa que entes gubernamentales en los Estados Unidos, preparan sanciones para una lista de empresarios que como él, malversaron fondos con su moneda nacional. Asimismo, otros entes como la Asamblea Nacional venezolana, continúa realizando investigaciones, esta vez respecto al desfalco de $207 millones supuestamente invertidos en el programa de los CLAP, en donde también está siendo investigado y quien debiera “soltar información dentro de poco”. Ante esto, Libi señaló que nunca participó en el programa de los CLAP y que la reapertura de la investigación de la Asamblea Nacional “carece de lógica y basamento legal”.

Pero a pesar de sus aseveraciones de no ser una persona corrupta, sino una “pobre víctima de su éxito”, sus esfuerzos en relaciones públicas rayan en el exceso. Libi dijo  que invitaba “+a cualquiera que tenga evidencia de crímenes o irregularidades atribuidas a mi… que las introduzcan a las autoridades apropiadas”. Ahora la gran pregunta ¿cuál autoridad es la apropiada? Cuando en Venezuela reina la impunidad y los entes judiciales son controlados por el Gobierno. Incluso, de acuerdo a la ONG Human Rights Watch, Venezuela “es el país en donde la impunidad es la norma”.

De esta forma, Libi sigue en todo. Continúa rumbeando en Miami, su negocio de avena desplazó a la famosa Quaker que producía localmente para ganarse el 65% del mercado e incluso asegura que está exportando avena hacia los Estados Unidos.

Así, mientras que el resto del país, completico, se viene en picada, Mauro Libi, mágicamente y por sus dotes de empresario “ingenioso”, es más exitoso que nunca.

Reconozcan a este “colpevole”.

Mauro Libi Crestani, un corrupto  que ha logrado mantener un muy bajo perfil a pesar de amasar una inmensa cantidad de dinero a través de la corrupción alimentaria, las empresas de maletín y sus vínculos con el régimen de Maduro. ¡Y quien además goza de los frutos de ser un enchufado “socialista” desde el propio “imperio” de Miami, Florida!

Mauro Libi ha sido blanco de investigaciones de la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional, basada en gran parte en un reporte el cual detalla cómo sus compañías fantasmas recibieron cientos de millones de dólares a una tasa de cambio preferencial. Según reportajes, a las empresas importadoras de alimentos de Libi se le asignaron 581 millones de dólares entre los años 2004 y 2012 y a la importadora de electrodomésticos –Elecom JC– se le asignó más de 42 millones en el 2014. Inversiones 4528, una de las compañías del Grupo Libi está siendo investigadas por el Ministerio Público, por uso indebido de los dólares preferenciales otorgados por CADIVI. Además de esto, según El Diario de las Américas, unos fiscales en Miami están investigando un caso de corrupción en el cual Libi está involucrado.
Al mismo tiempo, grupos de investigación han encontrado que en la División de Corporaciones del Departamento de Florida, Estados Unidos, Mauro Libi aparece como presidente de 29 compañías registradas entre 1989 y el 2016, y que una veintena de ellas comparten el domicilio fiscal en Doral, Florida y que varias de las empresas del Grupo Libi, actualmente bajo investigación, también pertenecen al mismo grupo de accionistas y comparten una sola dirección fiscal en Guatire, estado Miranda. ¡Qué coincidencia! Esa es evidencia innegable de que las operaciones criminales de Libi son empresas de maletín y que no poseen tradición importadora ni estructura formal, ni oficinas ni empleados.
¿Y cómo mueve Libi el dinero? Libi es además director de Banplus, uno de los bancos con más actividad de cambio de divisas. Se ha reportado que en el 2014 Banplus recibió la segunda mayor cantidad de dinero –equivalente a 15,87 millones de bolívares– depositada en cuentas en dólares en Estados Unidos. Pero Banplus está muy lejos de ser el segundo banco más grande de Venezuela, entonces es muy suspicaz que reciba esa cuantiosa cantidad de dólares. En realidad, Libi utilizó el Sitme para sacar dólares “limpios” del país. Utilizando la plataforma tecnológica para cambiar divisas, les entregó sólo el 20% de los cupos a venezolanos que solicitaban el cambio legalmente. El otro 80% fue concedido a empresas de maletín quienes lo utilizan para lavar el dinero y obtener dólares a la tasa preferencial, estafando directamente al Banco Central de Venezuela. Por eso en el 2013 los medios de comunicación denunciaron a Banplus por supuestamente realizar lo que se conoce como una “centrífuga financiera” con instituciones gubernamentales…
Toda esta corrupción solo es posible gracias a la colaboración del régimen de Maduro. A pesar de que en el 2014 comenzaron a investigar sus compañías, el Gobierno continúa reuniéndose públicamente con Libi por temas de negocios. Por ejemplo, en octubre de 2014, el ministro de Economía y Finanzas, Rodolfo Marco Torres tuiteó: “#5Revoluciones Reunidos con Mauro Libi, Director de las empresas Inproceca y Pasta Granoro C.A. ¡Eficiencia!” ¡Que tratamiento preferencial!
Otra evidencia de la cercanía de Libi con el gobierno es que nunca se le ha escuchado quejarse de falta de dólares ni materia prima, como les suele suceder a muchos empresarios venezolanos, especialmente en el sector de alimentos. De hecho, varias de sus empresas, como Avelina y Frimaca están entre las principales anunciantes del país, invirtiendo millones de bolívares en publicidades por televisión, a pesar de sólo ser una pequeña fábrica de avena y una almacenadora de alimentos que no trabaja directamente con consumidores y no tiene necesidad de hacer publicidad.
Finalmente, como les revelamos hace poco, Mauro Libi se encuentra en estrecha colaboración con su suegro Serafín García, otro enchufado experto en corrupción mediante la importación alimentaria, el sobreprecio y el arbitraje, el acceso a tasas preferenciales y enriquecimiento con fondos oscuros. Según documentos públicos, Libi y García son los dueños de una empresa sospechosa que se llama Italespa Investment LLC en estado Florida. El domicilio fiscal de Italespa se encuentra en Doral, Florida – igual que la veintena de empresas de Libi que comparten un solo domicilio fiscal.
Así, mientras otros corruptos boliburgueses son ampliamente reconocidos en el país y en el exterior, Libi vive en las sombras. Estamos resueltos a sacar a la luz todos sus métodos de corrupción y revelar cómo este enchufado se ha enriquecido con el dinero que le pertenece al pueblo y no a él, sumergiendo a los venezolanos en la miseria y el hambre. @Info_NotiVzla
image (14)
Anuncios