¿Mayoría absoluta o mayoría calificada? Constitución venezolana vs. TSJ castrochavista

¿Cuántos votos necesita la AN para aprobar juicio contra Maduro?

Para aprobar el juicio por presuntos hechos de corrupción contra el presidente Nicolás Maduro, la oposición necesita 112 votos, según la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). La norma establece en su artículo 110 que las dos terceras partes de los miembros de la Asamblea Nacional (112 diputados) deben votar a favor para que el proceso judicial contra el jefe de Estado continúe.

Este mandato legal complica la actuación de los magistrados en el exilio, pues la oposiciónno cuenta actualmente con la mayoría calificada como consecuencia de la sentencia de la Sala Electoral del TSJ, que anuló la proclamación de los tres diputados indígenas opositoresque sumaban los 112 a la bancada de la Mesa de la Unidad Democrática en 2015.

El polémico fallo del 30 de diciembre de 2015 suspendió el acto de totalización, adjudicación y proclamación de Julio Haron Ygarza, Nirma Guarulla y Romel Guzamana, quienes habían sido electos democráticamente, y generó el rechazo de la oposición y de abogados constitucionalistas quienes argumentaron que se les violaba la inmunidad parlamentaria amparándose en el artículo 200 de la Constitución el cual establece que:

“Los diputados o diputadas a la Asamblea Nacional gozarán de inmunidad en el ejercicio de sus funciones desde su proclamación hasta la conclusión de su mandato o la renuncia del mismo”.

Los parlamentarios de Amazonas habían sido proclamados por el Poder Electoral antes de que los magistrados emitieran la medida en su contra, alegando la sospecha de un supuesto fraude electoral que no ha sido comprobado a dos años y cuatro meses de la sentencia.

Mayoría Absoluta

La Constitución no establece el número de diputados que se requieren para autorizar el proceso judicial contra Maduro en su artículo 266, tampoco el Código Orgánico Procesal Penal en su artículo 378  y, aunque este vacío lo suple la Ley Orgánica del TSJ, da pie a distintas interpretaciones. A juicio del abogado constitucionalista Julio César Fernández Toro, el Parlamento puede llevar adelante tal decisión con una mayoría absoluta de 84 diputados (la mitad más uno).

La posición de Toro es respaldada por el abogado constitucionalista José Vicente Haro quien argumenta tres razones por las que la AN puede dar luz verde con la mayoría absoluta. Estas son:

1.- “La Constitución no impone una mayoría calificada y como norma de superior jerarquía priva sobre las demás.

2.-La mayoría calificada está prevista en una disposición derogada tácitamente por el artículo 378 del Código Orgánico Procesal Penal de junio de 2012.

3.-El artículo 89 del Reglamento de Interior y Debates de la Asamblea Nacional que establece que: Las decisiones de la Asamblea Nacional se tomarán por mayoría absoluta, salvo aquellas en las cuales la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela o este Reglamento especifiquen otro régimen. Se entiende por mayoría absoluta la mitad más uno de los diputados y diputadas presentes. Si el número de los diputados y diputadas presentes es impar, la mayoría será la mitad del número par inmediato superior”.

Pero la composición de la mayoría no es el único problema que debe afrontar la oposición parlamentaria, la constitución irregular de los magistrados en el exilio complejiza aún más la decisión que tomará el Poder Legislativo este martes 17 de abril.

La ONG Acceso a la Justicia explica que el Parlamento solo eligió a 13 magistrados principales y 20 suplentes para reemplazar a los nombrados de manera exprés en 2015. Por esta razón, al constituirse los magistrados en el exilio como un tribunal independiente y separado del TSJ con sede en Venezuela “fueron más allá de lo que la AN aprobó al designarlos”.

Acceso a la Justicia también señala que además de ser juramentados, los abogados debían tomar posesión de sus cargos dentro de los 10 días siguientes a su nombramiento, de acuerdo con el artículo 40 de la Ley Orgánica del TSJ, pero este proceso no se cumplió porque los funcionarios tuvieron que huir a Chile para no ser apresados por los organismos de inteligencia del Estado.

¿Cuál salida jurídica tiene la AN?

La directora de Acceso a la Justicia, Laura Louza, considera que la Asamblea Nacional debe aclarar que los magistrados designados no tienen competencia para iniciar un juicio contra el presidente Maduro porque no constituyen un tribunal paralelo, aunque la acusación contra el jefe de Estado esté sustentada en pruebas presentadas por la fiscal destituida Luisa Ortega Díaz..

Una bancada opositora dividida

A una semana del debate sobre el juicio contra el presidente Maduro, la bancada mayoritaria de la oposición en el Parlamento se dividió por segunda vez. Seis diputados de Un Nuevo Tiempo (UNT) renunciaron a su organización política para integrar una fracción aparte, apoyados por el movimiento político Prociudadanos.

Para el politólogo, especialista en gobernabilidad y gerencia política, Jesús González esto evidencia que “no existe un bloque homogéneo que arrope a toda la oposición dentro del Parlamento porque no hay una estrategia común” y afectará la unanimidad del quórum parlamentario que se requiere para fijar postura sobre el proceso judicial contra el mandatario venezolano.

“Tengo dudas de si todos los diputados van a votar a favor porque no tienen una sola estrategia, algunos piensan que hay que bajar los niveles de confrontación para negociar condiciones electorales y también consideran que implementar la decisión del TSJ en el exilio es difícil”, afirma.

El analista destaca que la presión internacional en contra del gobierno venezolano es inédita. “¿Dónde se instaló el tribunal?, en la Organización de Estados Americanos (OEA), ¿dónde sesiona?, en el senado de Colombia. Esto es un hecho simbólico que refleja que la comunidad internacional sigue presionando a un gobierno que consideran pone en peligro la gobernabilidad en la región”.

El jefe del Departamento de Estudios Políticos de la Universidad Metropolitana Óscar Vallés coincide en que la ruptura de estos diputados con Un Nuevo Tiempo (UNT) afectará los acuerdos de la oposición en la Asamblea Nacional.

“La fracción de UNT es todavía importante para mantener acuerdos y mientras más problemas internos tengan los partidos más difícil será llegar a acuerdos en la Asamblea Nacional, incluso a lo interno del Frente Amplio. Esto puede ser un elemento perturbador para la AN porque le tocará a Timoteo Zambrano, como nuevo secretario de Prociudadanos, comprender el funcionamiento de las alianzas y los acuerdos que venían previamente construidos”, expone.

La tolda azul suma actualmente 28 diputados principales que representan el 25% de la bancada mayoritaria de oposición.

Vallés subraya que el grupo de Prociudadanos, liderado por el periodista Leocenis García, apoya abiertamente participar en las elecciones, contrario a la postura del Frente Amplio opositor, porque García ve en los comicios una “oportunidad de oro” para crecer como fuerza política.

Mientras que en UNT la figura de Delsa Solórzano se fortalece. “Con la salida de Timoteo Zambrano, Solórzano se vuelve más nítida, queda como la voz más importante dentro del partido en el Parlamento”, opina el analista.

El profesor universitario advierte que la polarización requiere que en la AN exista una unidad robusta para ser interlocutor del Ejecutivo y la fragmentación de la bancada de la MUD juega en contra. “La AN ha perdido vocería e interlocución con la sociedad venezolana”, concluye.

Fuente: Efecto Cocuyo

Seguir leyendo en el medio que originalmente publicó esta noticia

Deja un comentario