Antonio Ledezma: Condiciones para negociar no pueden ser inalcanzables

El dirigente político en el exilio, Antonio Ledezma, se pronunció nuevamente sobre la primera ronda de negociaciones que se realizó en República Dominicana entre el gobierno y sectores de la oposición el 1 y 2 de diciembre.

“Lo que tiene que haber es una negociación para salir de este régimen y las condiciones para eso no pueden ser inalcanzables. Por ejemplo, nadie de la oposición puede comprometerse a levantar las sanciones que gobiernos del mundo, como es el caso de Estados Unidos, Canadá o la Unión Europea, le han aplicado a individualidades que están relacionadas con la corrupción, con la violación de Derechos Humanos y con el terrorismo internacional”.

El ex alcalde se manifestó también sobre la situación económica del país, que calificó como un desfalco debido al saqueo financiero que han hecho los dirigentes gubernamentales.

Ledezma destacó que con otros venezolanos en el exilio realizan un proyecto de ley para el rescate de los capitales fugados tanto por Pdvsa como por el propio Gobierno de Venezuela.

Mencionó el ejemplo de la trama de corrupción en Andorra, “se conocieron unas cuentas con más de 4 mil millones de dólares y así en varios países. En total, estamos hablando de más de 600 mil millones de dólares que si los rescatamos, podremos no solo pagar nuestra deuda, también rescatar los hospitales, las escuelas, alimentación, agricultura, porque ese es dinero de los venezolanos y tiene que volver a los venezolanos”.

Además, se refirió a los más de 300 presos políticos, alcaldes y gobernadores electos perseguidos. El ex alcalde agradeció la solidaridad y el apoyo de la comunidad internacional y en especial, del gobierno y los ciudadanos españoles.

“Tenemos que estar unidos y trabajar por reconstruir a Venezuela, y todos esos aprendizajes que están obteniendo en sus países de acogida, son experiencias que van a servir para darle lo mejor a Venezuela”. 

Antonio Ledezma escapó de la casa por cárcel el 17 de noviembre en Caracas y salió del país hacia Colombia, para luego tomar un avión a España, donde se encuentra con su familia.

El dirigente opositor, de 62 años, fue destituido como alcalde de Caracas y detenido en febrero de 2015 bajo la acusación de conspiración y asociación para delinquir. La semana de su fuga cumplió mil días de arresto domiciliario, el cual fue temporalmente suspendido el 1 de agosto, cuando funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) irrumpieron en su vivienda y lo llevaron a una cárcel, pero luego fue regresado a la reclusión en su casa.

Con información de nota de prensa

Esta noticia fue publicada por Editor

Compártelo!

Deja un comentario