Coronil Hartmann: “Están dadas todas las condiciones objetivas para que los militares presionen la salida inmediata de Maduro”

dsc_0286-23-300x198Alfredo Coronil Hartmann, abogado y politólogo venezolano, ex diplomático y parlamentario de Acción Democrática, hijo político del padre de la democracia venezolana Rómulo Betancourt, concede este domingo una entrevista exclusiva a The Latin American Freedom sobre la crisis en Venezuela tras el fracaso del diálogo que arbitró la Santa Sede y el rol que la Mesa de la Unidad
Democrática ha desempeñado. Así mismo toca el escabroso tema de los militares y las acciones que en el futuro deben tomarse.
 
1 . ¿Cree usted que la mediación del Estado del Vaticano entre el régimen de Nicolás Maduro y la Mesa de la Unidad Democrática será efectiva para la realización de elecciones en el corto plazo y la liberación de los presos políticos?
 
No obstante que varios analistas y politólogos mostraron un razonado escepticismo a la idea del diálogo y en mi caso una confesa desconfianza en lo que se movía entretelones del mismo, es indudable que nacional e internacionalmente se creo una gran expectativa. Expectativa que obedecía especialmente a la presencia del estado Vaticano, primero como mediador y luego degradado a acompañante por el régimen chavista. Las experiencias anteriores con este régimen chavista y con el heredero designado a dedo, Nicolás Maduro, nos daban razones para no esperar resultados tangibles, es más es evidente que el gobiern0 acepto y propicio la mesa de diálogo solo cuando se vio ante una agenda parlamentaria realmente definida y acuciante en cuanto a las materias fundamentales es decir: el cronograma electoral, el referéndum, la libertad de los presos políticos y la posibilidad que yo -entre otros muchos- propusimos de aplicar el articulo 233 constitucional, que reserva a la mayoría simple de la AN, la facultada de declarar el abandono del cargo sin la intervención de ningún otro poder público. 
 
En política, si hay una característica incompatible con el oficio es la ingenuidad.. Llamarse a engaños con un dialogo auspiciado por Ernesto Samper, José Luis Rodríguez Zapatero, Leonel Fernández  y el compañero de la internacional socialista Martin Torrijos era ya una actitud beata, ninguno de los cuatros representaba una mediación confiable y en algún caso como el de Rodríguez Zapatero Antecedentes concretos nos aseguraban que estaba definidamente a favor del gobierno. Sobre este personaje puedo precisar que en su primer viaje a Venezuela como presidente del Gobierno Español, hecho que coincidió con mi gestión en la Secretaria de Asuntos Internacionales de Acción Democrática, Rodríguez Zapatero se negaba obstinadamente a recibir o conversar con la oposición y fue necesario que yo interviniese con el PSOE en Madrid, para que ese partido, con el apoyo de Felipe González, le forzara la mano a Rodríguez Zapatero. Fue así que se logró que, entre dos actividades pautadas en la Hermandad Gallega de Caracas, se reuniese por quince o veinte minutos con la Coordinadora Democrática que representaba a todos los partidos de oposición. No hubo ninguna reunión separada con Acción democrática, para la fecha el único partido venezolano miembro pleno de la Internacional Socialista. 
 
2. ¿La Iglesia venezolana tiene condiciones institucionales para participar de forma activa junto a los factores opositores en la transición?
 
Si. La iglesia Venezolana tiene una larga tradición de activismo social y democrático, fue fundamental en 1957 cuando una carta pastoral del Arzobispo de Caracas, Mons. Rafael Arias Blanco, galvanizó los espíritus y propició las actividades que venia adelantando la Junta Patriótica que agrupaba a todos los partidos políticos de entonces. Durante estos dieciocho años han sido numerosas las actividades en que la Iglesia ha desempeñado un papel de orientación y de apoyo a los valores de la libertad, de la pluralidad y de la tolerancia. Figura estelar de esa postura fue el Cardenal Rosalio Castillo Lara, hombre de excepción que, hasta el momento de la elección del actual pontífice, era el latinoamericano que más altas posiciones había alcanzado dentro de la curia Vaticana y por supuesto los Arzobispos de Caracas, el presidente de la Conferencia Episcopal y el novísimo cardenal Baltazar Porras Cardozo. Por otra parte todas las encuestas de opinión señalan desde hace mucho tiempo a nuestra Iglesia como la primera referencia y la mayor suma de credibilidad en la población venezolana. En este entorno es obvio que la Iglesia tiene condiciones para jugar papel excepcional en la transición. 
 
3. ¿Las Fuerzas Armadas siguen incondicionales al régimen de Maduro? ¿Están dadas las condiciones para que los militares venezolanos presionen una salida inmediata? ¿La penetración del narcotráfico en los altos mandos ha generado rechazo en los mandos medios?
 
Las fuerzas Armadas nunca han sido incondicionales a Maduro. Dentro de esa institución se mueven distintas corrientes y sectores por ello uno de mis señalamientos más reiterados a la imposibilidad de un dialogo era la ausencia de partes, se puede prescindir de cualquier cosa pero para dialogar, pero se necesitan dos: dos grupos cohesionados, dos criterios.
 
Aquí no existe ninguno de ellos. Ni el Gobierno es una unidad operativa sino un equilibrio precario de facciones de intereses, de apetitos, cuyos componentes suben y bajan como las acciones de la bolsa. No hay nadie que pueda comprometer al Gobierno ni siquiera Maduro. No hubiese sido el caso con Chávez que si podía hablar por el régimen en su totalidad. En cuanto a la oposición la situación es muy similar, la llamada mesa de la unidad democrática –MUD- fue un organismo creado estrictamente con fines operativos electorales, no representa, ni tiene, ni puede tener una unidad de criterio. Además de la cuestionable legitimidad de muchas de las autoridades partidistas que la integran.
 
Cualquier encuesta, es el caso de la más reciente de Keller, demuestra que ni siquiera representa a la mayoría  de la oposición. Con estos contertulios ni la presencia física del Santo Padre hubiese alterado la inoperatividad del dialogo.
 
Están dadas todas las condiciones objetivas para que los militares presionen la salida inmediata de Maduro, pero ese hecho no basta para hacer pronósticos de la actuación subjetiva de los mandos militares. Se señala frecuentemente que existen también dentro de las Fuerzas armadas criterios incompatibles sobre muchos tópicos y uno de ellos, que ustedes señalan en su pregunta, es el tema del narcotráfico. La evidente penetración que este morbo ejerce dentro de la institución crea como es natural un rechazo definido no solo en la sociedad civil sino entre los elementos con más sólidos valores morales y éticos dentro de la institución castrense 
 
Es lamentable, que muchos oficiales tiendan a optar por darse de baja, debilitando así  la posibilidad de una acción depuradora y prefieren sacrificar su carrera, su vocación, que ser cómplices de ese flagelo vergonzante. Corromper para reinar parece haber sido el método predilecto de la “revolución” chavista.
 
4. ¿Cómo evalúa el primer año de la Asamblea Nacional opositora?
 
Para mí y creo que para la mayoría de quienes seguimos y estudiamos los problemas del país, ha resultado frustrante. La instalación de la nueva AN marcó un punto muy elevado de respaldo de opinión, que les hubiese permitido como se los exigía el mandato popular del 6 de diciembre haber depurado el TSJ,  el consejo electoral y adelantar la salida de maduro por la vía del referéndum revocatorio que fue la que escogieron a despecho de otras mucho más simples y eficaces. 
 
Tristemente sucumbieron a su propia elocuencia, se desquitaron –lo que es muy humano- de muchos años de bajo perfil, de humillaciones y de atropellos con algunos gestos pugnaces, no siempre de buen gusto y descuidaron lo sustantivo. Es indudable que el doctor Henry Ramos Allup es, hoy por hoy, el más avezado y prestigioso miembro del  parlamento. Él asumió ante el país el compromiso de que en seis meses presentaría la solución para poner término a este gobierno de comiquita que nos avergüenza ante propios y extraños. Hoy en día, carga sobre sus hombros el peso de que a un año de su elección nada de eso se ha cumplido. La propia encuesta Keller antes mencionada señala una pérdida de 7 puntos en la credibilidad de la AN que no es menos grave por el hecho de que sea compensada por la caída en barrena del régimen.
 
5. ¿Cuál debe ser el rol de la Mesa de la Unidad? ¿Cree que sobreviva al diálogo?
 
Entre los haberes de la MUD habría que señalar el resultado electoral del 6 de diciembre, no obstante que a mi juicio esa elección que se convirtió de hecho en un plebiscito, mucho más que una elección parlamentaria. Los electores no se molestaban en conocer a los candidatos pero votaron inequívocamente por la democracia, la pluralidad, la inclusión y contra el sectarismo, el autoritarismo y un nivel de corrupción, como no se había visto nunca en nuestra historia y creo que muy posiblemente en ningún país del mundo. 
 
Hacer pronósticos sobre la viabilidad de la MUD a futuro, en este momento es temerario, evidentemente sufre un desprestigio considerable y el rechazo de la mayoría de la población que se siente burlada en sus expectativas, como ha existido y existe no creo que sobreviva. Tendría que reinventarse, modificarse en su estructura y sobre todo en su forma de actuar. Que ello implique un cambio de nombre sería entrar en un ejercicio de adivinación, a los que no soy dado, pero o toma en serio la necesidad de cambio o surgirán una o varias alternativas distintas que le garanticen a la sociedad venezolana la eficaz defensa de sus intereses. 
 
Es indudable que la unidad es un valor deseable y necesario, pero la unidad no puede convertirse en un fetiche, ante el cual se sacrifiquen las aspiraciones legitimas de la sociedad. Como dice el aforismo popular: o corren o se encaraman. 
 
6. ¿Qué mecanismo debe ponerse en marcha para hacer una verdadera resistencia a la dictadura?
 
No voy a enumerar uno o varios mecanismos que teóricamente todos conocemos, quiero decir sin embargo, que la palabra resistencia que ustedes utilizan en su pregunta es absolutamente pertinente. Alberto Carnevali, un gran líder y conductor político venezolano, a raíz del escandaloso fraude electoral perpetrado por el general  Pérez Jiménez en 1952 hizo un llamado, en su cualidad de secretario general clandestino de AD que resulta impresionantemente actual. Dicho documento suscrito por toda la dirección clandestina y que circulo ampliamente, pese a las restricciones que en todo orden imperaban, se titula “A la rebelión civil llama Acción Democrática”.  Al día de hoy una dirigencia opositora seria, debe hacer un llamado de ese calibre y asumir las consecuencias de ello.

Esta noticia fue publicada por Editor

Deja un comentario

Nuestra red de noticias no trabaja por ningún fin económico, solo queremos vencer la censura impuesta por el régimen venezolano en tiempos de crisis.