La siembra del terror como política de Estado

admin

Alfredo García Deffendini 2El régimen sistemáticamente ha venido arrebatándole a la Fuerza Armada Nacional  el monopolio de las arma, como nuevamente lo hemos constatado en estos casi dos meses de protesta cívica. Una vez que lo logren las distinciones existes entre guerra y crimen, se diluirán como ha pasado en otros países recientemente, el mejor ejemplo es Siria. Durante este lapso del chavismo/madurísmo, los cuerpos paramilitares como los colectivos y las milicias y quien sabe, grupos externos como la guerrilla colombiana, los fundamentalistas islámicos y el ejercito de ocupación cubano, han venido restándoles a los componentes militares lo establecido por la ley, el monopolio de las armas.

Esto ha permitido, que con toda la intencionalidad criminal del régimen se utilicen a estos grupos en sustitución de la autoridad militar y policial con el objetivo de sembrar el terror en la población. Hemos comprobado durante todos estos años, como grupos armados de motorizados (colectivos), que pueden estar conformados por cualquiera de los demás grupos, han servidos para amedrentar a la población que protesta produciendo asesinatos, heridos e invasiones a la propiedad privada, saqueos en locales comerciales y depósitos y demás actos vandálicos. Lo más significativo de todo lo anterior es que nuestra Fuerza Armada Nacional lo han venido permitiendo y avalando bien por comisión o bien por omisión. De esta forma se han hecho coparticipe de los hechos criminales que han sucedido y no podrán alegar la excusa de la obediencia debida cuando sean sancionados. El populismo ha penetrado el estamento militar carcomiéndolo en sus premisas del honor y de la defensa de la legalidad como tenedores del monopolio del control de la violencia y de las armas.

Haciendo un poco de historia, es bueno recordar, que la constitución de los Estados Unidos de América,  de 1787 fue redactada por cincuenta y cinco hombre…. y un fantasma, escribe el teniente general jubilado del ejercito estadunidense Dave R. Palmer en 1794: America, Its Army, and the Birth of the Nation. El fantasma era el de Oliver Cromwel, el hombre arquetipo montado a caballo que, al defender al Parlamento contra la monarquía a mediados del siglo XVII, concibió una tiranía peor que cualquiera de las que han existido bajo el mandato de los reyes ingleses. Los fundadores de Estados Unidos tenían pánico a un populacho con escasa instrucción que podían ser embaucados por un Cromwell, y a un sistema que depositara demasiado poder en manos de una persona. Es por ello que construyeron un sistema que filtraba los antojos de las masas a través de un organismo elegido y dispersaron el poder al dividir en gobierno en tres ramas. Los países indoamericanos lo emularon.

Es conveniente recordar que durante el gobierno de Adolfo Hitler (1933/1945), el nazismo aplico el terror: nazificando la cultura, controlando la prensa, la radio y el cine, la educación, la economía, persiguiendo las iglesias y haciendo la justicia un apéndice del Fuhrer, el saludo nazi  significaba todo. En la Italia de Benito Mussolini, el fascismo también lo fue todo (1925/1945) y con la revolución bochelvique  (1917) y la toma del poder por Stalin (Jossif Vissariónovich Dzhugachvilli), después de la muerte de Lenin en 1924 y del exilio de Trotsky en 1929, se establece una sangrienta dictadura personal (1929/1953), creando un gobierno totalitario y aplicando el comunismo como política de estado e internacionalizándolo.

Cada uno de estos dictadores para perpetuarse en el poder aplicaron a su gente el terror, el nazismo con la camisas pardas (SA/Sturmabteilung), el grupo de la SS (uniforme negro y camisa blanca) y la Gestapo; el fascismo con las camisas negras y el stalinismo con la policía secreta NKVD y los comisarios. Todos ellos aterrorizaron a sus poblaciones ocasionando millones de muertes. También habían coacciones más sutiles, como por ejemplo, en la Alemania nazi, cuando había elecciones, las organizaciones afines al régimen iban a buscar a los electores como muestra del control que tenían sobre los habitantes, era una forma de amedrentar. Extrapolándolo al período chavista, lo hemos visto repetida veces en todas las elecciones que se han producido durante este régimen. Otro rasgo común entre la Alemania nazi y la chavista, es que hubo y ha habido incapacidad de la oposición partidista en reconocer la naturaleza totalitaria del régimen. Cuando se dieron cuenta ya era tarde.

Aun cuando en estos últimos meses algunos dirigentes de la oposición que liderizan los partidos han empezado a comprender la naturaleza totalitaria y comunista del régimen, todavía entre ellos hay voluntades que no trascienden a la naturaleza del régimen y están dispuestos a negociar, sí el gobierno les fija una ruta electoral. Lo han expresado la mayoría de sus lideres y para éstos las protestas actuales es para forzar esa ruta electoral y no para salir del régimen. Paradojas de la historia.

Es necesario señalar que el terror que aplica el régimen venezolanos tiene la particularidad que muchas veces elige a sus victimas  con total arbitrariedad y para ello mientras sean objetivos inocentes mejor, sin tener en cuenta lo que pudieron haber hecho o no haber hecho le es sin cuidado, lo importante es mandar el mensaje del terror a los demás, como lo podemos observar:

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=237821540028954&id=190250788119363&_rdr

IMG_2453

Ya es tiempo de salir del régimen y que nuestra Fuerza Armada Institucional, ejerza  el monopolio legal que legalmente tiene sobre las armas y el control de la violencia y restituyan el estado de derecho, en caso contrario, todos se harán cómplices desde el soldado al general. Es tiempo, en tal caso de desenmascararlos  para saber con quienes están y si es con régimen darlos por perdidos. Ya abran otros métodos de lucha que invocar, el ejercito de Simón Bolívar, eran civiles convertidos en militares que pelearon contra uno de los mejores ejércitos forjados en las guerras europeas, nuestros civiles convertidos en militares nuevamente remontaran por su heroísmo lo más alto  grados  del ejercito libertador.

El país se pregunta ¿ Por donde andará Lucio Quincio Cincinato?

Alfredo García Deffendini

Caracas, 18 de mayo de 2017

Esta noticia fue publicada por Editor

Compártelo!

Deja un comentario