LOS FAMILIARES Y LA POLÍTICA

admin

Marco Tulio CicerónEs sencillamente increíble cómo el venezolano,  preparado o ignaro, rico o pobre, tienen una memoria excesivamente corta. En la Revista Zeta del 12 al 18 de mayo, su editor, lanza un exordio, sobre la siembra del odio, que ha hecho el “chavismo-madurismo-castrismo”.  ¡ Cómo pidiéndole a los venezolanos que no se metan, ni piten a los chavistas poderosos que se encuentran en el exterior viviendo muy cómodamente !

Pero, se olvida el señor Rafael Poleo que esa siempre ha sido la herencia de la dictadura. En los tiempos del gomecismo, el general Juan Vicente Gómez, hizo sacar a su hijo vicentíco del país, y luego este se quejaba amargamente que se metían con él los exiliados venezolanos que vivían en Europa.  Después de la segunda guerra mundial, algunos parientes de Hitler cambiaron su apellido.

En el capitalismo, es falso que el capitalista es codicioso por interés personal, desea agrandar su capital precisamente para dejárselo en herencia a sus hijos y familiares. Ya es público y notorio, que los chavistas provenientes de familias pobres del interior en su mayoría se han enriquecido notablemente riqueza que también la han percibido su familiares, que no son precisamente discretos, sino son el verdadero tipo del “nouveau riche” muestran y demuestran su “alto  estatus” a quien los mire o los adule. Así son las cosas. Las hijas de Chávez han vivido en La Casona mucho tiempo después que su “distinguido” saludara al mundo, como dicen los chinos. Los vecinos de La Carlota y Santa Cecilia ven atónitos, como los protege un batallón de la Guardia de Honor más una guardia permanente de mesoneros y amistades. ¡¡Vale la pena ser político de la V República!!

Mientras que, los venezolanos que están por millares en Estados Unidos, España, Colombia, Brasil, Perú, y otros países, no la están pasando bien en su gran mayoría, mientras que los hijos de los magnates del chavismo, incluyendo a la propia hija del finado Chávez, están viviendo con grandes comodidades y lujos, exhibiendo una gran riqueza que no pueden explicar como la hicieron. Hasta en Australia, la hija de Jorge Rodríguez, quien le ha sacado el jugo político a la muerte de su padre en manos de unos torturadores de la antigua Disip, la está pasando bien.

No hay duda alguna, que los diplomáticos raza acostumbrada al ocio, la adulancia y a los buenos exquisitos placeres también reciben lo suyo. Por otro lado, los cubanos en el exilio han tratado de descargarse con los diplomáticos de su país, que viven cómodamente cuando la mayor parte de la población cubana vive en la más devastadora y aplastante miseria.

Adicionalmente, clama al cielo la cantidad de millones de US $ que los grandes gerifaltes del régimen poseen directamente o mediante testaferros en los bancos norteamericanos, y de vez en cuando les quita el sueño, cuando voceros del Departamento del Tesoro les anuncian el congelamiento de sus bienes. La respuesta mediocre y sinvergüenza es que dichas medidas son contra Venezuela, como si nuestra nación se encarnara en unos seres corruptos y carentes de todo tipo de escrúpulos. Ya en Suiza una venezolana increpó a un diplomático venezolano, y este le respondió agrediéndola.

Casto Ocando, un periodista, escribió chavistas en el imperio Desde el principio de la década del 2000, a este cronista de su tiempo le tocó personalmente indagar y recopilar muchas de estas evidencias, que revelaban primordialmente una escandalosa conducta de doble rasero. Así, sus páginas cubren desde los primeros vuelos en jets privados a Disney World de generales chavistas que comenzaban a desarrollar proyectos conjuntos con Cuba en el 2000, hasta las aspiraciones del hijos de la revolución bolivariana y de los llamados Boligarcas o Boliburgueses para impulsar y promover grandes negocios, comprar propiedades y realizar pactos secretos en territorio norteamericano y con el gobierno federal en Washington. las contradicciones del alto chavismo han desafiado la  imaginación más fértil y voladora.

De igual forma, sigue viviendo y disfrutando del “dolce far niente” en Estados Unidos, el teniente Andrade, el militar que fue Tesorero Nacional, y saqueó al mejor estilo dieciochesco los dineros públicos, y ahora tiene una cuadra en el Estado de Florida de caballos purasangre de carrera, al mejor estilo de un jeque árabe millonario.

Quizá, el editor salude o comparta un café con algún boliburgués en Miami, y se abracen en nombre de la civilidad, mientras que nosotros pensamos que lo hace en nombre del sadomasoquismo al mejor estilo de las “sombras de Grey”.

Esta noticia fue publicada por Editor

Compártelo!

Deja un comentario