¡El gobernador del Zulia gozando en el avión privado de Tareck El Aissami y Samark López!

¡El gobernador del Zulia gozando en el avión privado de Tareck El Aissami y Samark López!
Justo cuando pensábamos que el caso de la lujosa avioneta de Samark López y Tareck El Aissami no podría convertirse en algo más escandaloso, recibimos la privilegiada información y las fotos incriminatorias que muestran que a Francisco Arias Cárdenas, actual gobernador del estado Zulia, le gusta viajar en el mismo Gulfstream 200 confiscado por el presidente Trump. Como ustedes recordarán, el avión privado, valorado en 20.5 millones de dólares, fue uno de los juguetes que perdieron El Aissami y su testaferro Samark López al ser acusados de narcotraficantes por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.
¿Cuántos políticos enchufados pueden contar ustedes en las siguientes fotos? En el avión privado, una mujer desconocida tomó algunos selfies con el gobernador Cárdenas, así como con su esposa la “Primera Combatiente” del Zulia, Eva Margarita Padrón de Arias, quien se encuentra hablando con Jesús Morillo Bracho, músico de la famosa gaita zuliana. ¡Quizás tocó algunas melodías para acompañar la fiesta de corrupción!
Pero ¿Cuál es la conexión entre Samark López y el gobernador Cárdenas? Como les explicamos hace varias semanas, el más reciente esquema de corrupción en el cual Samark López está involucrado concierne las famosas cajas CLAP. Las cajas CLAP se llenaron con comida traída desde países como México y Panamá, con la ayuda de compañías fundadas por López y, mientras el precio internacional del combo de los productos importados fue de 8 dólares, el Gobierno los importó a 35, así llenando las cuentas bancarias de guiseros como López y proveyendo billetes a nuestro vicepresidente El Aissami.
Según los reportajes mediáticos, el gobernador Cárdenas también colaboró con su hijo, Jesús Javier Arias Fuenmayor, y con el exsecretario de Administración y Finanzas de la Gobernación del Zulia, Salvador González, en un esquema de corrupción de alimentos importados. De acuerdo con los medios, durante el primer cierre de la frontera colombo-venezolana, Arias Cárdenas ordenó la importación de alimentos desde Colombia, los cuales continúan siendo vendidos hasta seis veces su costo original, en los diferentes establecimientos comerciales pertenecientes a personajes ligados a su gabinete de Gobierno, incluyendo Salvador González.
Por otro lado, en su momento el secretario de Finanzas, Salvador González, anunció la implementación de las “captahuellas” en el estado, supuestamente para combatir a los bachaqueros. La ejecución de esta nueva metodología fue ampliamente apoyada por el gobernador Cárdenas. ¿Pero quién sería el gran beneficiario? Pues resulta que, según los medios de comunicación, el dueño de la empresa Entercrop, encargada de colocar los chip en las captahuellas, ¡no es otro sino el hijo del gobernador Cárdenas, Jesús Javier Arias Fuenmayor! ¡Qué lucrativa coincidencia! Por todo esto, los periodistas online empezaron a circular el mensaje: “Chipi Arias Fuenmayor (hijo de Arias Cárdenas) y Salvador González, ex Secretario de Gobierno del Zulia, están extorsionando a empresarios”.
Después de años de corrupción en la gobernación del Zulia en el sector de la importación de alimentos, incluyendo el guiso de las CLAP, se anunció que la Subcomisión de Producción Agropecuaria de la Comisión de Finanzas y la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional, investigaría la presunta desaparición de productos nacionales en el Zulia y los precios exagerados que los empresarios colocarían a los productos básicos. En las palabras del diputado Elías Matta, “el gobernador Arias Cárdenas es el responsable de que en el estado Zulia no se encuentren en los anaqueles los productos nacionales de la cesta básica y por qué no acata la ley que prohíbe que los empresarios venezolanos puedan vender productos con el cambio al dólar paralelo, pero sí se les permite a estos empresarios ‘especiales’”. Además, responsabilizó a Cárdenas por llenar las cajas de los CLAP con productos mexicanos y colombianos – suena familiar al caso de Samark López, ¿no?
Cabe destacar que esta no es la primera denuncia de corrupción en contra del gobernador Cárdenas. De acuerdo con reportajes mediáticos, es también acusado de mega desfalcos a través del sobreprecio de los costos de construcción de obras públicas y de embolsillar el dinero de obras no ejecutadas. Además, la ONG Transparencia Venezuela destacó como caso ejemplar del nepotismo del gobierno de Venezuela que “el gobernador del estado Zulia, Francisco Arias Cárdenas, tiene a su hermano Sergio Ramón encargado del consulado en Cúcuta, al tiempo que su hijo Jesús Javier Arias Fuenmayor es embajador en Costa Rica”.
¿Ahora tiene más sentido por qué Cárdenas fue uno de los primeros políticos en defender públicamente a El Aissami ante las denuncias de los Estados Unidos? ¡No quería perder el acceso de viajes con destinos exóticos en el avión privado de Tareck y Samark!

Esta noticia fue publicada por Editor

Comentarios

Deja un comentario