Combate los hongos en las uñas con un tratamiento natural de cúrcuma

Los hongos en las uñas, que pueden aparecer tanto en los pies como en las manos, se conocen en términos médicos como onicomicosis.

Se trata de una infección por dermatofitos o levaduras que, en un ambiente adecuado, pueden proliferarse sin inconvenientes sobre su estructura.

Es un problema muy común en la población y, aunque hay muchas formas de prevenirla, suele producirse por lo menos una vez en la vida de la mayoría de las personas.

Aunque, por lo general, no representan un problema de salud grave, su presencia puede ocasionar debilitamiento, quiebre y pérdida total de la uña.

Además, algunas personas sienten dolor al utilizar ciertos tipos de calzados y, con los días, notan que el aspecto de las uñas es amarillento y antiestético.

Por fortuna, es una condición que se puede tratar de forma natural gracias a las propiedades antimicóticas de ingredientes como la cúrcuma.

En esta ocasión queremos contarte por qué es tan efectiva y cómo utilizarla con este fin.

¡Apunta!

Tratamiento natural de cúrcuma para combatir los hongos en las uñas

Combatir-hongos-en-los-pies-y-las-uñas

La cúrcuma (Curcuma Longa) es una raíz que pertenece a la misma familia del jengibre: las zingiberáceas.

Desde la antigüedad se ha valorado por su alto contenido de nutrientes y propiedades para la salud que, tanto interna como externamente, ayudan a mantener el bienestar del cuerpo.

Utilizada como colorante y condimentos de muchas preparaciones, es un ingrediente infaltable en la cocina de millones de personas.

Aunque la mayoría de sus aplicaciones tienen que ver con la gastronomía, también suele utilizarse como base para muchos remedios caseros.

Esto se debe a sus potentes efectos analgésicos, antiinflamatorios y antibióticos cuya asimilación promueve el alivio de muchas condiciones que aquejan la salud.

¿Por qué utilizar cúrcuma para combatir los hongos?

Cúrcuma

En cuanto al tratamiento de los hongos en las uñas, la cúrcuma ha demostrado efectos muy interesantes.

Y es que no solo combate los microorganismos que lo ocasionan sino que ayuda a aliviar el debilitamiento y alteración de color que sufren por este problema.

  • La curcumina, su principal compuesto activo, ejerce un efecto antifúngico y antibacteriano que ayuda a frenar el crecimiento de las levaduras y dermatofitos que ocasionan esta enfermedad.
  • De paso, le brinda un plus de nutrición a las cutículas y superficie de las uñas. Así, aumenta su fuerza para evitar el quiebre.
  • Incluso, por su contenido de vitaminas, antioxidantes y minerales, es una gran aliada para contrarrestar los daños que suelen desarrollar por su continuo contacto con productos químicos y superficies del ambiente.

¿Cómo preparar este tratamiento de cúrcuma para combatir los hongos de las uñas?

curcumab2

Con el fin de potenciar los efectos de la cúrcuma en el tratamiento de los hongos en las uñas, proponemos combinarla con el prodigioso aceite de coco.

Este ingrediente tiene compuestos antibacterianos y antifúngicos que, al ser absorbidos, ayudan a frenar el crecimiento de los hongos que provocan este molesto problema.

A su vez, gracias a sus ácidos grasos esenciales y antioxidantes, se le brinda humectación y nutrición a las cutículas, controlando el exceso de sequedad y el quiebre constante.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de aceite de coco orgánico (45 g)
  • 3 cucharadas de cúrcuma en polvo (30 g)

Utensilios

  • Frasco de cristal con tapa

Preparación

  • Pon a derretir el aceite de coco, que debe ser 100% orgánico, y, cuando esté fundido, mézclalo con la cúrcuma en polvo.
  • Asegúrate de obtener un producto cremoso y retíralo del fuego.
  • Déjalo reposar unos minutos y, cuando esté tibio, almacénalo en el frasco de cristal.
  • Una vez se solidifique, procede a utilizarlo sobre las uñas.

Modo de uso

  • Toma la cantidad de remedio de cúrcuma que consideres necesario y frótalo sobre las uñas afectadas por los hongos.
  • Deja que se absorba bien durante 30 o 40 minutos y enjuaga.
  • Si gustas, aplícalo sobre las plantas de los pies y otras áreas susceptibles al desarrollo de los hongos.
  • Repite su uso todos los días, hasta notar un cambio notorio en las uñas.

¡Para finalizar!

Ten en cuenta que, para conseguir óptimos resultados, debes complementar su aplicación con buenos hábitos de higiene y el uso de calzado ventilado.

Evita tener contacto con ambientes húmedos ya que, por desgracia, estos facilitan el crecimiento de los hongos.

Limpia bien tu calzado y calcetines, en especial si los hongos han hecho contacto con estos.

Evita compartir utensilios de uso personal, tales como:

  • Jabones
  • Cortaúñas
  • Toallas
  • Esmaltes para uñas
  • Limas

Por último, y no menos importante, mejora tu alimentación para que tu sistema inmunitario esté fuerte ante la presencia de hongos y bacterias.

MCS

Fuente Original

Esta noticia fue publicada por Redacción-Oriente

Compártelo!

Deja un comentario