Por qué Internet puede colapsar con el segundo que se agregará a fin de año

El 31 de diciembre de 2016, el reloj marcará 23:59:60 para compensar el tiempo universal con el astronómico. Por qué ese segundo extra representa una amenaza y cómo lo solucionará Google

23:59:60. Esa combinación insólita de números marcará el reloj en la víspera del año nuevo. No será producto de un error o un descuido. 2016 tendrá un segundo más de lo habitual. De acuerdo al anuncio, en julio de este año, del Servicio Internacional de Rotación de la Tierra y Sistemas de Referencia (IERS, sus siglas en inglés). La medida se implementó para compensar las variaciones impredecibles de la rotación terrestre, lo cual significa que antes de llegar 2017, el mundo vivirá un segundo adicional.

Aunque este segundos de más no implica una medida tan novedosa. De hecho, el año pasado se agregó uno el 31 de julio y no causó ningún revuelo particular. Se los llama intercalares y sirven para coordinar el tiempo astronómico con el tiempo universal coordinado. Sin embargo, presentan un desafío -más bien, una amenaza- para Internet.

De acuerdo a la revista especializada Popular Mechanics, el gran problema son las computadoras de tiempo, incapaces de concebir 61 segundos por la naturaleza misma de su codificación.

El segundo adicional representa una amenaza para Internet (iStock)

El segundo adicional representa una amenaza para Internet (iStock)

Esa dificultad atraviesa a uno de los gigantes de la red. Google cuenta con servidores conocidos como Network Time Protocol, que funcionan de la mano al reloj. La solución obvia -aunque inconducente- es la de agregar un segundo extra a los servidores, pero eso generaría un colapso.

La propia Google explica en una publicación de blog que eso no es tan fácil como parece porque la mayoría de las computadoras y los sistemas operativos no entienden un segundo 61. Soluciones de este tipo en el pasado originaron problemas en el funcionamiento de la red. Por caso, Reddit, el sitio web de marcadores sociales, se cayó durante una hora en 2012.

Por eso, Google ideó un plan superador para hacer frente a esta imposición que solo es problema para las empresas tecnológicas. “En lugar de añadir un segundo extra al final del día, ejecutaremos los relojes un 0,0014% más lento en las veinte horas anteriores, y  de ese modo ‘formaremos’ el segundo extra”.

Google pergeñó una solución para hacer frente al segundo extra (iStock)

Google pergeñó una solución para hacer frente al segundo extra (iStock)

Es decir, Google durante las 20 horas anteriores al año nuevo agregará milisegundos hasta llegar al preciado segundo de más. El cálculo que realizan es el siguiente:

20 HORAS = 1,200 MINUTOS = 72,000 SEGUNDOS 72,000 SEGUNDOS X 0,000014 (0,0014%) = 1,08 SEGUNDOS

Aunque el cálculo no da un segundo de más, sino que llega a 0,8 segundos. A partir de allí, el número se alterará manualmente. Con esa solución, Google busca que ese segundo extra no atente contra el normal funcionamiento de la red en año nuevo.

Infobae

Esta noticia fue publicada por Redacción - Caracas

Compártelo!

Deja un comentario