Destacadas

Subscribe

Ciencia y Tecnología

Internacionales

Sucesos

Deportes

El Barcelona cedió este martes su primera derrota de la temporada, frente al París Saint-Germain (3-2) en la segunda jornada de la Champions, tras un duelo intenso, en el que además de encajar sus primeros goles del curso cedió el liderato del grupo F. El brasileño David Luiz (minuto 10), el italiano Marco Verratti (26) y Blaise Matuidi (54) aprovecharon los errores defensivos de los visitantes, que pese a responder por medio del argentino Lionel Messi (12) y el brasileño Neymar (56), no pudieron superar a los parisinos. Tras este resultado, y el empate (1-1) del Ajax de Ámsterdam en su visita al Maribor esloveno, el París SG comanda la clasificación con cuatro puntos, seguido por el Barcelona (3), el Ajax (2) y el Maribor (1), reseñó AFP. Con un planteamiento muy ofensivo, una joya de intensidad y finura técnica, los barcelonistas fallaron en el primer gran examen de la nueva era de Luis Enrique. “Nos hemos enfrentado a un rival de nuestro mismo nivel, que ha soportado nuestra presión. Fue un partido interesante, que siempre hemos controlado pero que hemos jugado condicionados por el resultado y no encontramos la solución en los últimos 25 minutos”, analizó el técnico azulgrana tras el duelo. Cierto es que encerraron a los rivales en su área, pero los hombres de Laurent Blanc se aplicaron en defensa y salieron como balas al contragolpe aprovechando los errores del rival. “Es muy importante haber ganado contra este gran equipo. Será clave para que mejoremos. No solo a nivel físico pero también a nivel de concentración”, opinó el argentino Javier Pastore, uno de los estiletes franceses en la contra. La victoria parisina tiene más mérito aún por cuanto no pudo contar con el sueco Zlatan Ibrahimovic, ni con el brasileño Thiago Silva, ni con el argentino Ezequiel Lavezzi, tres de los puntales del equipo, ausentes este martes por lesión. Xavi, récord amargo A los diez minutos, el brasileño Dani Alves cometió una falta lateral, que su compatriota Lucas Moura colocó en el punto de penal, donde un solitario David Luiz tuvo tiempo de controlar el balón antes de inaugurar el marcador. La respuesta visitante no tardó y en la siguiente jugada, una conexión entre Andrés Iniesta, Neymar y Messi, culminó con un gran tanto del argentino en el que la defensa solo pudo mirar. Pese al control del Barcelona sobre el juego, fue el PSG el que se adelantó en el luminoso, de nuevo a balón parado. Está vez, Verratti remató a placer en el segundo poste un córner que descolocó a la defensa azulgrana y a su portero alemán Marc-Andre Ter Stegen. Al inicio de la segunda parte, una internada por la derecha del holandés Gregory Van Der Wiel encontró a Matuidi en el segundo palo con un centro a media altura que remató el internacional francés con suavidad para que se colara entre las piernas del portero visitante. El gol de Neymar a los pocos segundos mantuvo las esperanzas del Barcelona con un tiro que parecía teledirigido para sortear piernas rivales. Pero los esfuerzos barcelonistas fueron inútiles mientras que el PSG creaba peligro a la contra. Pese a la salida de Xavi Hernández en el minuto 69 sustituyendo al croata Ivan Rakitic el Barcelona no consiguió encontrar una nueva rendija por la que hacer daño a la defensa local. Triste resultado para el veterano centrocampista español que al saltar al campo se convirtió en el jugador que más partidos de la máxima competición europea ha disputado. El español de 34 años superó a sus compatriotas Raúl e Iker Casillas (142 encuentros en la máxima competición europea) y distancia en dos partidos al galés Ryan Giggs (141). Un récord que no supone un alivio para el medio ya que tanto él como su equipo tendrán que remar un poco más para conseguir la primera plaza del grupo.

 

 

El Barcelona cedió este martes su primera derrota de la temporada, frente al París Saint-Germain (3-2) en la segunda jornada de la Champions, tras un duelo intenso, en el que además de encajar sus primeros goles del curso cedió el liderato del grupo F.

El brasileño David Luiz (minuto 10), el italiano Marco Verratti (26) y Blaise Matuidi (54) aprovecharon los errores defensivos de los visitantes, que pese a responder por medio del argentino Lionel Messi (12) y el brasileño Neymar (56), no pudieron superar a los parisinos.

Tras este resultado, y el empate (1-1) del Ajax de Ámsterdam en su visita al Maribor esloveno, el París SG comanda la clasificación con cuatro puntos, seguido por el Barcelona (3), el Ajax (2) y el Maribor (1), reseñó AFP.

Con un planteamiento muy ofensivo, una joya de intensidad y finura técnica, los barcelonistas fallaron en el primer gran examen de la nueva era de Luis Enrique.

“Nos hemos enfrentado a un rival de nuestro mismo nivel, que ha soportado nuestra presión. Fue un partido interesante, que siempre hemos controlado pero que hemos jugado condicionados por el resultado y no encontramos la solución en los últimos 25 minutos”, analizó el técnico azulgrana tras el duelo.

Cierto es que encerraron a los rivales en su área, pero los hombres de Laurent Blanc se aplicaron en defensa y salieron como balas al contragolpe aprovechando los errores del rival.

“Es muy importante haber ganado contra este gran equipo. Será clave para que mejoremos. No solo a nivel físico pero también a nivel de concentración”, opinó el argentino Javier Pastore, uno de los estiletes franceses en la contra.

La victoria parisina tiene más mérito aún por cuanto no pudo contar con el sueco Zlatan Ibrahimovic, ni con el brasileño Thiago Silva, ni con el argentino Ezequiel Lavezzi, tres de los puntales del equipo, ausentes este martes por lesión.

Xavi, récord amargo

A los diez minutos, el brasileño Dani Alves cometió una falta lateral, que su compatriota Lucas Moura colocó en el punto de penal, donde un solitario David Luiz tuvo tiempo de controlar el balón antes de inaugurar el marcador.

La respuesta visitante no tardó y en la siguiente jugada, una conexión entre Andrés Iniesta, Neymar y Messi, culminó con un gran tanto del argentino en el que la defensa solo pudo mirar.

Pese al control del Barcelona sobre el juego, fue el PSG el que se adelantó en el luminoso, de nuevo a balón parado.

Está vez, Verratti remató a placer en el segundo poste un córner que descolocó a la defensa azulgrana y a su portero alemán Marc-Andre Ter Stegen.

Al inicio de la segunda parte, una internada por la derecha del holandés Gregory Van Der Wiel encontró a Matuidi en el segundo palo con un centro a media altura que remató el internacional francés con suavidad para que se colara entre las piernas del portero visitante.

El gol de Neymar a los pocos segundos mantuvo las esperanzas del Barcelona con un tiro que parecía teledirigido para sortear piernas rivales. Pero los esfuerzos barcelonistas fueron inútiles mientras que el PSG creaba peligro a la contra.

Pese a la salida de Xavi Hernández en el minuto 69 sustituyendo al croata Ivan Rakitic el Barcelona no consiguió encontrar una nueva rendija por la que hacer daño a la defensa local.

Triste resultado para el veterano centrocampista español que al saltar al campo se convirtió en el jugador que más partidos de la máxima competición europea ha disputado.

El español de 34 años superó a sus compatriotas Raúl e Iker Casillas (142 encuentros en la máxima competición europea) y distancia en dos partidos al galés Ryan Giggs (141).

Un récord que no supone un alivio para el medio ya que tanto él como su equipo tendrán que remar un poco más para conseguir la primera plaza del grupo.

Esta noticia fue publicada por Redacción - Caracas

Compártelo!

Comentarios