Destacadas

Subscribe

Horóscopo de la semana

Ciencia y Tecnología

Internacionales

Sucesos

Deportes

Alexander Guerrero E.: Sicad II, la barricada cambiaria

thumbnailalexanderguerrero¿Por qué guarimba ? Porque el gobierno sin dólares ahora quiere registrar cuentas, bolsillos, carteras, tarjetas, bonos, otros activos del sector privado, los suyos y los míos amigo lector y para eso el panal de miel, el SICAD II donde abriendo una cuenta en dólares un banco el BCV le dará más bolívares que el SICAD I, le fijara anticipadamente cuantos, La guarimba cambiaria tiene ya cinco precios por un dólar, tres tipos de cambio, un arbitraje y un marcador oficial. EL SICAD  que todos llaman “dos” en realidad vino para sustituir el SICAD I, porque Ud. amigo lector comprenderá que así como SICAD I sustituyo a CADIVI, así ocurrirá con el SICAD II que sustituirá el “uno”, PDVSA, BCV preferirían vender el repele de dólares que les queda para extraer la mayor cantidad de bolívares.

La otra devaluación

El SICAD 2 es algo que podemos explicar de una manera muy sencilla en estos términos. Señores del sector privado, se nos acabaron los petrodólares, los gastamos por desobedecer las reglas de la economía; por ello traigan sus dólares si quien bolívares para sus operaciones en el mercado local. Sabemos que tenemos 15 años dándole palo, que los hemos expropiado, arruinado, descapitalizado, Uds. saben ese es el socialismo, debieron haberlo puesto en sus agendas”. Pero hoy, no habiendo petrodólares, el pueblo necesita sus divisas.

Desde luego que esa propuesta del gobierno es lógica, si y solo si el control de cambio es desmantelado. Pero si mantienen el control de cambio, el precio del dólar no remunera el “dólar real” apareado del “bolívar real”.  Pero que es un bolívar real frente a un dólar real? O mejor dicho, cuantos bolívares reales compra un dólar “real”? Explicamos abajo, mientras dibujemos la enorme distorsión cambiaria y el precio del dólar y sus perversos efectos que los venezolanos estamos pagando con la hiperinflación y la escasez.

  1. El sistema para adquirir dólares

Con el SICAD II, tendremos tres -más uno- mercados donde preguntar si venden divisas. CADIVI, un primer mercado donde aún compran los privilegiados, es la tasa de cambio oficial, la que define las cuentas nacionales en moneda de poder de compra, digamos en dólares. El segundo mercado, SICAD I donde el gobierno asigna algunos poquitos dólares en algo que llaman subastas digitales; regularmente esas subastas las suspenden, se asignan dólares, los cuales tardan hasta semanas para ser transferidos, es un sistema algo irregular, se cambian bolívares por dólares, el BCV publica el precio. Por la opacidad del sistema de asignación no es transparente, podemos sin embargo concluir que las operaciones en el SICAD I son cambiarias. Este mercado será abandonado por el gobierno en semanas. Todos irán al SICAD II.

El dólar SICAD II

El tercer sistema, acaba de ser decretado y junto a él la reforma de la Ley de Ilícitos Cambiarios, la cual en teoría, permitirá la venta de divisas en condiciones de arbitraje, pero bajo una fuerte regulación en cuanto a las reglas y a precios preestablecidos tanto por el BCV como CENCOEX. Allí se realizarían según el anunciado una especie de mercado permuta y otras operaciones similares a las del paralelo, aunque bajo el dominio de los operadores cambiarios, bancos públicos. Operaria con cuentas en divisas establecidas en el BCV vía banca pública y privada. Las transacciones y la adquisición de dólares serian cambiarias y no cambiarias, arbitradas por los swaps. El SICAD 2 también operaria bajo el típico opacidad del gobierno. En este mercado el gobierno obligaría al sector privado a entrar. La Ley de Precios Justos se encargara del resto.

EL dólar paralelo

Hay un cuarto sistema para adquirir dólares, las operaciones en el paralelo, mencionadas negras sin razón de derechos sino por error de los legisladores del gobierno, que no sabiendo que realmente eran, declararon como ilícitos cambiarios, a supuestos “delitos” como cambiarios. Este mercado alterno, sería el único mercado no restringido capaz de aceptar transacciones todo riesgo, pero cubriendo los elevados costos del riesgo Venezuela. Por cierto que la reforma de la Ley de Ilícitos Cambiarios redime de castigo a las casas de bolsas vandalizadas por el gobierno en Mayo 2010. Los “radicales” en el gobierno estarían de pesame.

El dólar implícito

Los mercados utilizan otro indicador, uno que llamaremos el “dólar teórico” matemático, aunque económicamente plausible, reflejaría cuantos bolívares por un dólar en reservas respalda los bolívares en circulación. Y ello se obtiene al dividir la liquidez monetaria (M2) por el volumen de reservas, algo en mengua. Allí los precios estarían en 62Bs/$ y todo indica que este se disparara porque el déficit fiscal, que el gobierno crea, es la ilusión monetaria de los pobres y que viven del gasto público.

  1. Donde ir a comprar dólares, entonces?

Así tenemos tasas de cambios, arbitrajes diversos, sin embargo, todo ello  enmarcado en una anómala situación derivada de un gobierno que declara su monopolio sobre los dólares que alimentan las reservas internacionales, los petrodólares, los únicos que permite el control de cambio: los controles de precios y de cambio!. La realidad actual de esos controles es una sola, la renta petrolera, aquella diferencia entre costos de producirla y el valor de las exportaciones ha sido envilecida a tales extremos que el flujo de caja de la empresa dominante del negocio petrolero en Venezuela es negativo, acumulando pasivos con proveedores, contratistas, asociados en las empresas mixtas, lo cual se agrega a los acreedores de una colosal deuda que supera los 45 mil millones en bonos documentados.

Que tiene que ver PDVSA y la renta petrolera?

Ese flujo de caja negativo explica la escasez de dólares, proveniente de una colosal crisis de balanza de pagos y que vemos en el agotamiento de las reservas internacionales, crisis esta que es el anverso de otra crisis mayor donde se originan todos los males de esta economía, el déficit fiscal que estimamos entre 24 y 28% en términos del PIB. Quiere decir, que agregado a la deuda que con el fisco tiene PDVSA en términos de impuestos, el inmenso pasivo de PDVSA aun no genera renta para cumplir sus obligaciones fiscales, las cuales se cubren por vía de un by pass monetario contenido en la deuda que PDVSA tiene con el BCV, y la cual sabemos, licua y no pagara.

Esa astringente situación financiera y monetaria en flujos o activos en moneda dura,  generada por  la descapitalización de PDVSA, por derroche fiscal, corrupción, financiando una sociedad del servilismo, y una grotesca y mal administrada asignación de recursos fiscales, ha puesto un enorme peso muerto sobre la economía del sector privado y extendido bajo un criterio de igualdad de ingresos y salarios, una demoledor proceso de descapitalización del capital humano, en un veloz camino hacia niveles inéditos de pobreza.

Sin dólares y muchos bolívares: la hiperinflación

La hiperinflación no es cualquier cosa, si no hay dólares y muchos bolívares el déficit explotara y los precios también. Así en medio de escasez de moneda dura, la presión hiperinflacionaria es indetenible, el gobierno pretende restringir ganancias y precios, ignorando, o en agenda que por ese camino lo que genera son más restricciones en la oferta que se agregan a la presión inflacionaria que viene del déficit fiscal. En medio de esa costosa y cruda realidad el gobierno juega con el mercado del dólar, como un equilibrista de circo tira al aire cinco pines, a los cuales les va dando vuelta de mano en mano, eso hace con CADIVI, SICAD I, SICAD II, inversionistas petroleros, BCV, FONDEN,  y otros artilugios de birlibirloque para que la gente,  compre esperanzas.

  1. Entre permuta y tasa de cambio

Estamos oyendo desde Enero 2013, permuta, subastas, reforma en la ley ilícitos cambiarios, y apenas hemos conocidas unas asignaciones digitales – a dedo- de dólares que son depositados con dos meses de retardo, y que releva que en esas subastas lo que estamos presenciando es simplemente un reciclamiento de los mismos dólares. Mientras tanto el país está paralizado, entre acto y acto el aprendiz de brujo encargado de birlibirloque anuncia que llegó el SICAD II.

Es cierta la flexibilización? No!

Y nos preguntamos, será es acaso ciento que la gente traerá sus dólares y los venderá a un precio prefijado por el BCV? Y que su incentivo será entrar por el SICAD II y salir por el SICAD I, una especie de circunvalación o centrifuga cambiaria? Y como habrá permuta si no hay gobierno que pueda darle liquidez a los canjes, como ocurría con el SITME y Fonden, además de la restricciones financieras que hay en el mercado derivadas del enorme riesgo de PDVSA y el fisco?

Cuáles son los chances de compra venta de dólares y canje de títulos entonces? Solo hay bonos públicos en dólares, muchas empresas, particularmente las petroleras, acreedores, contratistas y socios de PDVSA no pueden adquirir bonos venezolanos considerados junk en el mercado internacional, dado el enorme riesgo que muestran,  para hacer swap con bonos en bolívares y entrar/salir  en el mercado (SICAD) vía permita, sus reguladores y casas matrices no lo permiten.

La regulación más importante no desaparece: el control del precio y volúmenes

El segundo punto son divisas en efectivo, transferencias hacia Venezuela a sus cuentas en divisas de esas empresas en la banca pública/privada. Habría que ver los flujos netos, de esas empresas. Las cuentas por pagar de PDVSA son de montos considerables, y sabemos el stress financiero de PDVSA que ha producida esta crónica escasez de divisas.

En consecuencia las metas financieras de PDVSA con el mercado de divisas –según Ramirez de 42 mil millones de dólares- no se podrán cumplir, con lo cual el SICAD tendría dificultades para nutrir el mercado de divisas. El déficit de esas divisas podría alcanzar los 20 mil millones de dólares y con ello las importaciones caerían a niveles de los 28 ml millones de dólares. La contracción económica del ano, muy severa por razones para todos conocidas, tampoco ayudara en reducir el enorme déficit en balanza de pagos.








Esta noticia ha sido escrita por

Redacción - Caracas

Email

Compártelo!

Comentarios