Destacadas

Subscribe

Ciencia y Tecnología

Internacionales

Sucesos

Deportes

Fallas de antirretrovirales afectan a seis mil 500 zulianos

Episodios de desabastecimiento de medicamentos antirretrovirales (ARV) y de fármacos para infecciones oportunistas asociadas al sida; falta de reactivos para pruebas de diagnóstico, control y seguimiento del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH); escasez de sucedáneos de leche materna para niños con VIH; falta de acceso a datos epidemiológicos que permitan conocer el real comportamiento del VIH/sida; e insuficiencia presupuestaria para la respuesta en prevención, atención y tratamiento de la enfermedad.

A este escenario se enfrentan más de 45 mil venezolanos que reciben ARV en el país, con un subregistro de entre 100 mil y 200 mil personas portadores del VIH, una cifra muy poco divulgada. En Zulia, de tres mil personas que retiraban el tratamiento en 2008, hoy se cuentan al menos seis mil 500 personas -más del doble-, y se calcula que la misma cantidad tiene la enfermedad pero aún no requiere los fármacos, comentó Ower Oberto, director comunicacional de la Asociación en Pro de los Derechos de Personas con VIH/sida (Aprovida). Al mes se registran no menos de 100 pacientes nuevos en la entidad.

La crisis en el desabastecimiento de ARV que se extendió durante todo el 2013, recrudeció a inicios de este año. Desde hace más de cinco meses hay una falla continua de dos fármacos, Kivexa y Truvada, denunció Oberto. Por lineamientos del Gobierno nacional y para suplir esta ausencia, en los últimos meses del año pasado se entregaron los genéricos de cada producto por separado. El problema radica en que esos genéricos estaban indicados a otros pacientes, y cuando ahora quisieron reclamarlos, no estaban disponibles.

“Por el Truvada, por ejemplo, dan el Tenofovir, pero se omite uno de sus componentes principales que no trae el genérico. La situación es grave, porque cuando la persona deja de tomar el medicamento puede producir resistencia al fármaco y al tratamiento antirretroviral”.

A la larga, esto acarrea una inversión mayor para el Estado. Cuando se falla un medicamento se deben hacer exámenes específicos, entre ellos carga viral y subpoblación linfocitaria, para indicar un nuevo esquema. En este caso, el paciente se enfrenta a la escasez de reactivos, que también es constante. El único laboratorio en el estado que hace estas pruebas funciona en el Hospital General del Sur, donde además atienden a pacientes de Lara, Trujillo y Falcón. En diciembre pasado solo había reactivos para carga viral. Cuando se requiere el test de resistencia se complica aún más el problema, solo lo hacen en Caracas.

Prevención en pañales

La inexistencia de una campaña oficial de prevención de VIH e infecciones de transmisión sexual desde el 2005, aunado a la no producción y distribución gratuita de condones masculinos y femeninos, además de que influye en el repunte de los casos de la enfermedad en el país, coloca a Venezuela “en pañales” en materia de prevención. No hay ningún programa o plan de prevención y control de la epidemia de VIH/sida que se haya mantenido en el tiempo y haya sido efectivo.

Deisy Matos, ex coordinadora del Programa Nacional de Sida/ITS y destituida del cargo en julio pasado, denunció esta situación en el informe que presentó a la Organización de Naciones Unidas sobre el sida en Venezuela en diciembre de 2012. “Es muy grave que el Estado admita su desconocimiento sobre el comportamiento real de la epidemia. En reuniones con el ministerio nos dijeron prácticamente que no tenían dinero para investigar y hacer campañas preventivas”.

En el país no hay condones para repartir desde hace tres años. En Zulia, el período se alarga a casi siete sin entrega gratuita de preservativos. Los que se repartieron hace un año, más de seis millones, los trajeron de China y estaban defectuosos. Tampoco hay kits para Bioseguridad ni dinero para las ONG y sus proyectos de prevención.

Debilidades de un país

* Siete medicamentos antirretrovirales en situación de desabastecimiento: Telzir, Kivexa, Truvada, Atazanavir, Emtricitabina, Kaletra y Darunavir.

* Farmacias públicas saturadas, poco recurso humano y alto grado de demanda de las personas con VIH.

* Desabastecimiento de fármacos para infecciones oportunistas en la mayoría de los estados del país.

* No hay sucedáneos de leche maternizada para niñas y niños con VIH en todos los estados del país desde hace un año y medio.

* A las pacientes embarazadas no las atienden por falta de kits de bioseguridad en la mayoría de los estados del país.

Fuente: Informe realizado por la Red Venezolana de Gente Positiva (RVG+) y Acción Ciudadana Contra el Sida (ACCSI), en diciembre de 2013.

 

lv

Esta noticia fue publicada por Redacción - Caracas

Compártelo!

Comentarios

Leave a Reply

  

  

  


+ 6 = quince

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>