Destacadas

Subscribe

Horóscopo de la semana

Ciencia y Tecnología

Internacionales

Sucesos

Deportes

El trágico final de una modelo con fama fugaz en los medios

Justine Fuster fue acribillada junto a su novio en una presunta venganza narco, en Rosario.

La fama que alcanzó fue tan efímera como su vida. Promotora, modela, dueña de un físico escultural, ganó centímetros y minutos en las revistas y programas de chimentos luego de revelar que salía con Cristian “Ogro” Fabbiani, el ex jugador de River. Envuelta en ese círculo de escándalos pasajeros, fue protagonista de otro episodio que volvió a instalar su nombre artístico –Justine Fuster– en los medios cuando aseguró que Lionel Messi se había interesado por ella. Una versión difícil de comprobar, pero de suficiente impacto que supo aprovechar para volver a aparecer frente a una cámara.

Eran los tiempos en los que derrochaba sonrisas en los programas rosas de TV o exponía su cuerpo en las revistas Hombre, Maxim o Paparazzi. “ De muy chica veía ‘Chiquititas’ y soñaba con ser una de ellas. Me encanta el teatro y las pasarelas y gracias a mi manager estoy haciendo bailes del caño en boliches ”, contaba ella.

El último capítulo en la historia de Justina Pérez Castelli ya no lo cuentan las revistas del corazón o de la farándula. Su muerte se ganó un lugar entre las crónicas policiales.

El domingo a la mañana la acribillaron junto a su novio, Luis Medina, un empresario rosarino multirrubro al que las investigaciones del Ministerio de Seguridad de Santa Fe vinculaban con los narcos. Hasta ayer no había detenidos ni testigos directos del hecho.

A Justina y a Medina los separaban casi 20 años de diferencia –ella tenía 23, él 42–, pero los unía el lujo: compartían autos de alta gama y una lujosa casa en un country de Pilar a la que se habían ido a vivir juntos, hace más de un año.

La chica fue asesinada de dos tiros. Su cuerpo apareció a metros del Citroën DS3 que manejaba Medina por la zona sur de Rosario. El abogado de Medina, Carlos Varela, definió el crimen de la chica comoun “daño colateral” de la emboscada.

Lo de Medina fue distinto: lo acribillaron con saña, en un típico ataque con sello mafioso. Aunque los investigadores insistían en dejar abiertas todas las hipótesis, desde el comienzo podía observarse la sombra del narcotráfico cubriendo la escena del doble crimen.

Ayer, el fiscal Carlos Covani, a cargo de la investigación, estimó que se trató de “ un homicidio premeditado con toda la intención de lograr ese resultado ”.

“La hipótesis más concreta que tenemos es que se les empareja otro vehículo desde el lado izquierdo, efectúan gran cantidad de disparos y provocan el despiste del auto que sale de la cinta asfáltica y se incrusta contra un zanjón. Todo indica que ahí mismo uno de los agresores se acercó y le dispara en la espalda (a Medina) asegurándose el resultado”, dijo el fiscal.

El Clarín Argentina

Esta noticia ha sido escrita por

Agencia Carabobeña de Noticias

Email  • Twitter

Compártelo!

Comentarios