Destacadas

Subscribe

Horóscopo de la semana

Ciencia y Tecnología

Internacionales

Sucesos

Deportes

Venezuela pierde su salida al Atlántico con nuevas concesiones petroleras otorgadas por Guyana

Lo más preocupante de la asignación de parte de Guyana de concesiones petroleras en la proyección marítima del estado Delta Amacuro, es que se limitaría la salida directa de Venezuela al Océano Atlántico, así lo considera la jefa del Departamento de Estudios Internacionales de la Universidad Metropolitana, Angelina Jaffé,
“Lo que me parece más grave es que de facto estamos perdiendo nuestra posibilidad de salida al Atlántico, porque la parte territorial se puede negociar”, explicó la experta en derecho del mar.

Jaffé explica que el Mar Caribe es semicerrado donde no hay alta mar y la tendencia del derecho internacional del mar es reforzar soberanía sobre los espacios marítimos, incluyendo la zona económica exclusiva, y eso lleva también a la limitación de la navegabilidad.

Dijo que esa medida afectaría el tránsito marítimo, entre otros, de los productos de las empresas básicas de Guayana y la pesca en la zona.

Lo ideológico

Según Jaffé, Maduro sigue la línea del presidente Hugo Chávez en cuanto a que privilegia lo ideológico a la defensa territorial y los principios del derecho internacional público.

El exrepresentante del Ministerio de la Defensa ante el Consejo Nacional de Fronteras general de brigada (r) Oscar José Márquez, coincide con la opinión de la académica.

Explicó que en las Naciones Unidas, Cuba se opuso a la reclamación territorial y firmó en 1981 un pacto secreto con Guyana. Además, el fallecido presidente del Partido Comunista de Venezuela Jerónimo Carrera, recomendó a Chávez abandonar la reclamación.

“Cuando analizas las declaraciones del presidente del PCV, cuando analizas el pacto cubano-guyanés, una deduce que tiene que haber una influencia para que luego de tantas acciones en el plano nacional e internacional del Estado venezolano con todos su gobiernos, ahora se tome esta actitud”, opina el general.

Concesiones

Márquez dice que aparte de los bloques que Guyana ha otorgado en la proyección del Delta y de la zona en reclamación, ha dado infinidad de concesiones en la parte minera.

Explicó que hay informes de la Organización Mundial de Salud y del Banco Mundial que informan que las aguas del río Mazaruni están contaminadas y han aparecido enfermedades en la población.

También ha ocurrido importantes devastaciones del la superficie vegetal en la zona. Dice Márquez , que el Macizo Guayanés es la formación rocosa más antigua del planeta y que la deforestación en esta zona es más delicada que en la Amazonia, porque hay pura roca sólida, la capa vegetal es muy escasa y por un proceso de miles de años del follaje las plantas se pegan a la roca, por lo que la deforestación en el territorio difícilmente se recupera.

Ambos entrevistados tienen reservas sobre la medida ratificada de dejar en manos del buen oficiante del secretario general de la ONU la solución de la controversia territorial.

“El buen oficiante es una especie de intermediario. No puede ser que se de una declaración de que le vamos a dejar todo a los buenos oficios cuando Guyana unilateralmente solicita la ampliación de su plataforma continental y da concesiones petroleras en la zona”, señala el general Márquez.

Por su parte, la profesora Jaffé indica que la declaración de los buenos oficios “es una forma de dejar pasar el tiempo y no hacer nada”. Recuerda que desde las últimas negociaciones que lideró Isidro Morales Paul durante el Gobierno de Carlos Andrés Pérez, no se ha avanzado en las discusiones y que en esa oportunidad fue la última cuando los guyaneses estaban dispuestos a ceder territorio en el norte de la zona en reclamación. No obstante valora el mecanismo: “hay que activar los buenos oficios, no solo de palabra”, y recomendó que se nombre una comisión de expertos.

Márquez se muestra pesimista de que pueda haber avances en este Gobierno. “El problema es mantener vivo el espíritu de la reclamación territorial ante los desatinos del Gobierno Nacional. En el momento no se puede hacer nada, pero como venezolanos tenemos la responsabilidad de educar a nuestros hijos para mantener ese espíritu”, comentó.

Licencias polémicas
Las labores de exploración petrolera en el bloque Stabroek concedido por Guyana frente a la fachada atlántica venezolana y que habían sido paralizadas tras una protesta de Venezuela entre 1999 y 2000, fueron reactivadas en 2012 por las empresas Exxon Mobil y Shell.

Las trasnacionales petroleras culminaron en Stabroek las labores de levantamiento sísmico y llevan a cabo un proyecto de perforación.

El bloque Roraima fue entregado en junio de 2012 a la trasnacional Anadarko, pero su ubicación se había mantenido en secreto. Una presentación hecha en mayo pasado en una una conferencia de energía en San Diego, EEUU, de parte del Ministerio de Ambiente de Guyana y obtenida por El Universal, revela su ubicación frente a la fachada atlántica del Delta, donde Venezuela ha ejercido históricamente soberanía con patrullaje de la Armada. RT/Eluniversal.com

Esta noticia ha sido escrita por

Redacción

Email  • Google +

Compártelo!

Comentarios