Destacadas

Subscribe

Horóscopo de la semana

Ciencia y Tecnología

Internacionales

Sucesos

Deportes

Leopoldo Castillo va a regresar a Globovisión

María Elena Lavaud aún no entiende los motivos por los que Leopoldo Castillo se despidió de Aló, ciudadano el pasado 16 de agosto. “En una reunión que tuve el lunes con (Gustavo) Perdomo -presidente de Globovisión-, él me dijo que Leopoldo va a regresar. ‘¡Él va a ser el Larry King venezolano!’, me dijo, y me contó que iba a regresar con un programa en ese formato en diciembre”, cuenta la periodista que comenzó a trabajar en la planta televisiva el 13 de junio de 1995 al frente de Grado 33 y que el pasado martes presentó su renuncia, tras 18 años, de labores.

Lavaud agrega que conversó otros temas con Perdomo. Por ejemplo: la salida de otros espacios como El radar de los barrios, Tocando fondo y Del dicho al hecho. “Yo no soy tonta, si te vuelas programas exitosos, la lectura que yo doy es que al canal no le importa el rating. Pero Perdomo me insistió en que los espacios que han salido del aire, es por falta de audiencia, cosa que me cuesta creer”, insiste.

-¿Qué fue lo que más le extrañó de la despedida de Leopoldo Castillo?

-Que él no explicó los motivos en la despedida. No dijo si era porque el cuerpo no aguantó, no dijo nada. Porque él dijo que iba a estar al frente deAló, ciudadano durante tres meses si el cuerpo aguantaba. Pero yo creo que de ser por motivos médicos, al menos lo tenía que decir. Eso de irse para volver, me parece un poco extraño. Y cuándo le pregunté a Perdomo si sabía el motivo por el cual “El Ciudadano” no había explicado nada, me respondió: “¡Ay, yo no sé!”. Es más, yo iba a hacerle una suplencia por tres semanas a (Leopoldo) Castillo en septiembre, y llamé en la mañana del viernes para avisar con tiempo que no iba a poder porque estaba con la agenda apretada por mis proyectos. Su despedida me agarró por sorpresa.

-¿A qué se dedicará tras su renuncia al canal?

-Estoy enfocada en una lectura musicalizada de La Habana sin tacones que haré el 4 y 10 de septiembre, a las 8:00 de la noche, en la sala de conciertos del Centro Cultural BOD-Corp Banca. Ahí me acompañarán Julio César con su banda y, como invitados especiales, Eddy Marcano, Diego “El Negro” Álvarez y Gustavo Carucí. Pero después quiero enfocarme en la escritura. Mi sueño siempre ha sido ser escritora, es lo que me apasiona, y durante muchos años le robé tiempo a mi sueño para escribir. Ahora podré hacerlo con más calma. También estoy estudiando una oferta de Unión Radio.

-En privadoprograma que estaba por cumplir tres años en la pantalla de Globovisión, estaba bastante desligado de lo político…

-Sí, es cierto, y sabes que el lunes, antes de presentar por primera vez mi renuncia, me tropecé con Vladimir Villegas y me preguntó: “Pero, ¿por qué vas a renunciar si tu programa es light? Me volteé, lo miré y le dije: “Ok, mi programa es mi zona de confort, un programa que es light, según tú. Pero ¿y todo lo que está pasando? Es decir, ¿yo me aíslo en mi burbuja de los domingos en la noche y aquí no está pasando nada?”. Tras ese encuentro y la reunión con Perdomo invité a varios compañeros del canal a mi casa para hablar del asunto, porque yo trabajé 18 años en Globovisión y no podía irme de ahí en un acto visceral. En mi casa, Román (Lozinski) le escribió a (Raúl) Gorrín para reunirnos. El señor Gorrín respondió que nos iba a recibir el martes al mediodía. Llegamos, esperamos hasta las 12:45 p.m. y nunca apareció, y terminamos reunidos con Perdomo. 

-¿Cuáles fueron los puntos que le plantearon?

-Obviamente el primer punto fue el de la censura y las listas que estaban circulando en el canal de personas que no se podían entrevistar. Por ejemplo, en una de esas suplencias que le hice a “El ciudadano” me pasaron una lista de personas que no podía invitar al programa. “Kico” Bautista, Roland Carreño, académicos, analistas políticos como Ángel Oropeza, Eduardo Semtei o Carlos Raúl Hernández, gente que habla con propiedad, formadores de opinión pública, están en esa lista. Gente que en algún momento trabajó con Henrique Capriles, estaba en esa lista. ¿Y qué espero yo del presidente de un canal? Que por lo menos se mostrara sorprendido, que nos dijera que iba a investigar sobre el asunto, y que iba a tomar medidas, porque en el mundo de la comunicación eso está muy mal. Pero no, la respuesta de Perdomo fue: “Aquí hay apertura, aquí no se le prohibe la entrada a nadie en el canal. De hecho, desde que llegamos al canal mucha gente ha agradecido que finalmente son invitados”. Ahí me di cuenta de que no íbamos a llegar a nada. 

-¿Cuál considera que es el futuro de Globovisión?

-Creo que no es difícil imaginar lo que va a pasar. Ahora, si va a ser fácil o no para la nueva directiva, eso es lo que tenemos que ver. Hay que seguirle la pista a Globovisión. Seguro vamos a ver a Aymara (Lorenzo) entrevistando a varias personas del gobierno, y sin duda va a desnudar la inconsistencia de algunos. 

-¿Pudo hacer un programa de despedida?

-No. Podría hacerlo, pero de verdad no tengo ganas. El último que grabé lo hice con María Teresa Chacín, vamos a ver si lo pasan. Pero, de verdad, no quiero. No me interesa hacer ninguna despedida. LT/Eluniversal.com

Esta noticia ha sido escrita por

Redacción

Email  • Google +

Compártelo!

Comentarios